Dazed Dazed

EPs

Senking SenkingDazed

7.5 / 10

Jens Massel no pertenece al núcleo duro de Raster-Noton, a pesar de que su primera aparición en el sello alemán se remonta a fecha tan temprana como 2000, con el álbum “Trial”, el primero de los cuatro que ya lleva acumulados en su cuenta –y a los que hay que sumar tres más en el sello Karaoke Kalk, más orientados hacia una IDM melódica–. No pertenece al núcleo duro porque ni es artista fundador ni se ha dedicado en exclusiva al sello, y también porque su sonido está más cerca de la rama díscola –la más ‘pop’, por así decirlo, la de Kangding Ray– que de la altamente experimental de Alva Noto y Byetone, y sin embargo los caminos de todos ellos han sido convergentes y hacen que, en este momento, “Dazed” sea uno de los trabajos más interesantes del actual catálogo. Sólo son dos temas en los que Senking parece progresar hacia el techno de frecuencias bajas y texturas rasposas a partir de una indietrónica de trasfondo shoegaze, y de estas fricciones tan difíciles de armonizar es de donde nace la fascinación que produce el EP. Es una de las pequeñas hazañas de Raster-Noton en lo que llevamos de 2012.

“Dazed” es una progresión –o deberíamos decir prolongación– del material incluido en “Pong” (2010), un álbum que ya experimentaba con situaciones parecidas. “The Dance Hall Walk” ocupa la cara A y es aquí donde se produce ese encuentro muy trabajado y meditado entre pop ensoñador y digital –escuela Morr Music, sin ir más lejos– con un tipo de mecánica rítmica, o habría que decir arrítmica, que ha hecho suya Raster-Noton a partir de los casos anteriores de Pan Sonic y Sleeparchive. El corte suena tan hipnótico como pedregoso, ideal para arrancar un set de techno como para acelerar un set de IDM, y contrasta con la cara B, “Closing Eyes”, más calmada e hipnótica –recuerda al primer Biosphere–, organizado a partir de beats comatosos, atmósferas espesas y voces como llegados de una transmisión de radio desde la Luna. Música envolvente y asfixiante, tan lúdica como experimental, una razón más para sacar a Senking del segundo plano en el que siempre se refugia y tomarle de una vez en consideración como uno de los talentos más sólidos de la electrónica europea de la última década. Sin exageración.

The Dance Hall Walk

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Hillsborough witnesses

Sports

Quizá estas 19 personas ayuden a aclarar el mayor homicidio involuntario del fútbol europeo

Justice for the 96

leer más
harlem

PlayGround Food

Nueva York crea una pequeña La Habana en medio de Harlem

En las calles de Harlem no faltaron la ropa vieja, la yuca con mojo verde o el arroz congrí.

leer más
instagram

Noticias

Los filtros que utilizas en Instagram pueden revelar si sufres depresión

Un estudio revela la relación entre el tipo de filtros que utilizamos en la red social y nuestra salud mental.

leer más
Sonrisa brasileña

Ballantines

El secreto tras el país más sonriente del mundo

La sonrisa como actitud ante la vida.

leer más
nazi memorabilia

Actualidad

Así es como internet ha multiplicado el saqueo de tumbas nazis

Lo que en su momento fue una actividad minoritaria se ha convertido en un mercado que mueve 50 millones de euros al año.

leer más
Bono cultura

Actualidad

Italia regalará 500 euros de cultura a todos los que cumplan 18

Dulce mayoría de edad.

leer más
Yulia Efimova

Sports

La 'villana' de Río se sincera: "Ha sido horrible, una guerra"

Efimova dio positivo por meldonium, la misma sustancia por la que fue suspendida Maria Sharapova

leer más
Portada

PlayGround Food

Dos artistas viven de lo que cultivan y pescan en su isla flotante

"La subsistencia era nuestra única oportunidad de tener algo como artistas", asegura la pareja.

leer más

cerrar
cerrar