Dazed Dazed

EPs

Senking SenkingDazed

7.5 / 10

Jens Massel no pertenece al núcleo duro de Raster-Noton, a pesar de que su primera aparición en el sello alemán se remonta a fecha tan temprana como 2000, con el álbum “Trial”, el primero de los cuatro que ya lleva acumulados en su cuenta –y a los que hay que sumar tres más en el sello Karaoke Kalk, más orientados hacia una IDM melódica–. No pertenece al núcleo duro porque ni es artista fundador ni se ha dedicado en exclusiva al sello, y también porque su sonido está más cerca de la rama díscola –la más ‘pop’, por así decirlo, la de Kangding Ray– que de la altamente experimental de Alva Noto y Byetone, y sin embargo los caminos de todos ellos han sido convergentes y hacen que, en este momento, “Dazed” sea uno de los trabajos más interesantes del actual catálogo. Sólo son dos temas en los que Senking parece progresar hacia el techno de frecuencias bajas y texturas rasposas a partir de una indietrónica de trasfondo shoegaze, y de estas fricciones tan difíciles de armonizar es de donde nace la fascinación que produce el EP. Es una de las pequeñas hazañas de Raster-Noton en lo que llevamos de 2012.

“Dazed” es una progresión –o deberíamos decir prolongación– del material incluido en “Pong” (2010), un álbum que ya experimentaba con situaciones parecidas. “The Dance Hall Walk” ocupa la cara A y es aquí donde se produce ese encuentro muy trabajado y meditado entre pop ensoñador y digital –escuela Morr Music, sin ir más lejos– con un tipo de mecánica rítmica, o habría que decir arrítmica, que ha hecho suya Raster-Noton a partir de los casos anteriores de Pan Sonic y Sleeparchive. El corte suena tan hipnótico como pedregoso, ideal para arrancar un set de techno como para acelerar un set de IDM, y contrasta con la cara B, “Closing Eyes”, más calmada e hipnótica –recuerda al primer Biosphere–, organizado a partir de beats comatosos, atmósferas espesas y voces como llegados de una transmisión de radio desde la Luna. Música envolvente y asfixiante, tan lúdica como experimental, una razón más para sacar a Senking del segundo plano en el que siempre se refugia y tomarle de una vez en consideración como uno de los talentos más sólidos de la electrónica europea de la última década. Sin exageración.

The Dance Hall Walk

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

When two worlds collide

Actualidad

El Amazonas se levanta en pie de guerra y esta película relata su lucha

"La naturaleza se está yendo de nuestras manos", Alberto Pizango

leer más
cerebro

Noticias

Afantasía, o cuando tu cerebro no tiene la capacidad de imaginar

¿Puedes dibujar una playa?

leer más
millenialls

Actualidad

Esto es lo que significa ser 'millennial' en los rincones más diversos del mundo

¿Quién dijo inspiración estancada?

leer más
Lars Tunbjörk

Actualidad

¿Pueden tus genes convertirte en un asesino? La respuesta es inquietante...

Las variantes genéticas del crimen

leer más
David Brandon Geeting

Actualidad

Alemania cultivará marihuana terapéutica a partir de 2017

¿Es este el paso definitivo hacia la despenalización del consumo de cannabis en Europa?

leer más
Realidades exageradas

Actualidad

22 hechos que suenan disparatadamente exagerados, pero no lo son

Solo tienes que comparar fechas, hacer cálculos y chequear estadísticas para ver que todos estos datos se ajustan a la realidad.

leer más
portada

PlayGround Food

Cocinar una ensalada de arroz falso es muy fácil

La coliflor es una superverdura muy recomendada para las mujeres embarazadas.

leer más
nationalgeographic3

Actualidad

20 fotografías de viaje que te darán ganas de marcharte muy lejos

El concurso de fotografía de viaje de National Geographic ya tiene sus primeros candidatos

leer más

cerrar
cerrar