Darkbloom Darkbloom

EPs

Grimes / D’Eon Grimes / D’EonDarkbloom

9 / 10

Grimes / D’Eon  Darkbloom HIPPOS IN TANKS / ARBUTUS (HIT011, 12”)

Me cuesta mucho no sentir envidia de Claire Boucher: percibo en ella una inocencia que me enternece sin remedio. Su música parte de unos preceptos tan idealistas, lanzados a la aventura de lo desconocido sin sentir nada de miedo, que contagia ganas de vivir, salir a la calle, conocer gente y fundirte con el universo. La envidia viene, por supuesto, porque yo no soy de esa clase de chicos que salen a la calle como si todo lo que hubiera bajo el cielo fuera una fiesta maravillosa donde todo resulta soprendente a primera vista. Pero Claire, alias Grimes, sí parece ser así, y si no lo es, lo transmite, que es una de las grandes misiones del arte. Su pop electrónico lo-fi de ascendencia hipnagógica da un paso más en este vinilo compartido con su vecino de Toronto, D’Eon, y transmite más emociones de las que estaban contenidas en su meritorio debut, “Halfaxa” (Arbutus, 2010): en aquél se anticipaba el crecimiento de una artista con un universo propio y un talento especial para comunicar estados de ánimo al límite, y poco a poco va cuajando una personalidad distintiva. Quien quiera saber cuál es el último grito en dream-pop con una capa de turbiedad debajo, lo tiene fácil con sus cinco canciones para “Darkbloom”: de “Orphia” a “Ivory”, todas son excelentes.

D’Eon aporta, en la otra cara del vinilo, cuatro piezas más de su art-disco mutante y la sensación acaba siendo, necesariamente, más áspera. Para empezar, ensucia “Telepathy” de interferencias de teléfono móvil y “Tongues” con un timbre de voz demasiado parecido al de Phil Collins como para no asustarse, pero todo forma parte de la fachada excéntrica de D’Eon, que lo arregla con beats de 808 ( “Thousand Mile Trench”), breaks de drum’n’bass en la tradición de Blame y EZ-Rollers (“Tongues” otra vez) y synth-pop AOR que bebe de las mismas fuentes que sus compañeros de sello Games (ahora Ford & Lopatin) en “Transparency”. Un placer comprobar, por tanto, que la inspiración de “Palinopsia” (2010) no fue un accidente y que se mantiene viva.

Tom Madsen

d'Eon - Transparency

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Gusano de Guinea

Actualidad

El mundo está cerca de aniquilar una nueva enfermedad

A mediados de los 80, el gusano de Guinea afectaba a más de 3 millones y medio de personas al año en hasta 20 países de África y Asia. El año ...

leer más
drone

Actualidad

Así es el plan secreto de Google para traernos Internet 5G

A través del llamado Project Skybender, en Google experimentan con una tecnología que podría marcar el futuro de internet

leer más
Jean Jullien

Actualidad

Facebook refuta la hipótesis de los 'seis grados de separación'

Según la red social, la separación media actual entre sus usuarios se reduce a 3,57 grados. ¿El mundo es un pañuelo?

leer más
cam

Columnas

Cam Newton, el poder del quarterback negro

El quarterback de los Panthers puede convertirse en el tercer negro de la historia en conquistar la Super Bowl

leer más
funnydent

Actualidad

Reggaetón, pacientes defraudados y descuentos salvajes en la consulta del dentista

Los dentistas denuncian que las clínicas privadas en manos de empresarios solo buscan facturar y que tienen condiciones muy laxas

leer más
roosh

Actualidad

El ridículo final del tipo que quería legalizar la violación

La historia de un bocazas machista con efecto boomerang

leer más
DONE

Actualidad

Un proyecto en cuatro conceptos para entender la fotografía actual

Nace el Proyecto DONE, una plataforma online para entender la fotografía actual

leer más
Phoenician Sailor ASMR

Actualidad

Los orgasmos cerebrales también tienen una versión terrorífica

El placer se convierte en terror psicológico a través de la nueva tendencia del ASMR

leer más

cerrar
cerrar