Darkbloom Darkbloom

EPs

Grimes / D’Eon Grimes / D’EonDarkbloom

9 / 10

Grimes / D’Eon  Darkbloom HIPPOS IN TANKS / ARBUTUS (HIT011, 12”)

Me cuesta mucho no sentir envidia de Claire Boucher: percibo en ella una inocencia que me enternece sin remedio. Su música parte de unos preceptos tan idealistas, lanzados a la aventura de lo desconocido sin sentir nada de miedo, que contagia ganas de vivir, salir a la calle, conocer gente y fundirte con el universo. La envidia viene, por supuesto, porque yo no soy de esa clase de chicos que salen a la calle como si todo lo que hubiera bajo el cielo fuera una fiesta maravillosa donde todo resulta soprendente a primera vista. Pero Claire, alias Grimes, sí parece ser así, y si no lo es, lo transmite, que es una de las grandes misiones del arte. Su pop electrónico lo-fi de ascendencia hipnagógica da un paso más en este vinilo compartido con su vecino de Toronto, D’Eon, y transmite más emociones de las que estaban contenidas en su meritorio debut, “Halfaxa” (Arbutus, 2010): en aquél se anticipaba el crecimiento de una artista con un universo propio y un talento especial para comunicar estados de ánimo al límite, y poco a poco va cuajando una personalidad distintiva. Quien quiera saber cuál es el último grito en dream-pop con una capa de turbiedad debajo, lo tiene fácil con sus cinco canciones para “Darkbloom”: de “Orphia” a “Ivory”, todas son excelentes.

D’Eon aporta, en la otra cara del vinilo, cuatro piezas más de su art-disco mutante y la sensación acaba siendo, necesariamente, más áspera. Para empezar, ensucia “Telepathy” de interferencias de teléfono móvil y “Tongues” con un timbre de voz demasiado parecido al de Phil Collins como para no asustarse, pero todo forma parte de la fachada excéntrica de D’Eon, que lo arregla con beats de 808 ( “Thousand Mile Trench”), breaks de drum’n’bass en la tradición de Blame y EZ-Rollers (“Tongues” otra vez) y synth-pop AOR que bebe de las mismas fuentes que sus compañeros de sello Games (ahora Ford & Lopatin) en “Transparency”. Un placer comprobar, por tanto, que la inspiración de “Palinopsia” (2010) no fue un accidente y que se mantiene viva.

Tom Madsen

d'Eon - Transparency

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

esoterismo1

Reportajes

Un día en el delirante mundo de la feria de esoterismo

La Ley de Atracción viene a decir que podemos conseguir lo que queramos si sabemos visualizarlo y lo deseamos con todas nuestras fuerzas.

leer más
hatred2

Actualidad

El polémico videojuego que convierte las matanzas en arte

El eterno debate sobre violencia y videojuegos, llevado al extremo por un estudio polaco

leer más
Penny Big Bang

Samsung

Género y poder: una guía seriéfila para afrontar la vida moderna

Para conseguirlo... primero hay que intentarlo.

leer más
Juan Francisco Casas

Actualidad

Así suena el presente: un repaso diario a las canciones más frescas del momento

Nuevas savias musicales que no merecen pasar desapercibidas.Imagen de cabecera de Juan Francisco Casas.

leer más
fishsex

Actualidad

Así fue el primer coito de la historia

Debemos agradecer a los peces nuestra habilidad para tener sexo.

leer más
pretty wasted

Actualidad

Inconscientes y tiradas a la basura: el reportaje de moda que nunca debió aparecer

Bajo el título "Pretty Wasted" (bastante acabadas), la revista Interview publica un editorial que muestra a varias mujer borrachas, ...

leer más
Joan Cornella

Actualidad

Llevábamos toda la vida equivocados: las mujeres tienen pene

A esto se le llama "captar la señal".

leer más

cerrar
cerrar