Darkbloom Darkbloom

EPs

Grimes / D’Eon Grimes / D’EonDarkbloom

9 / 10

Grimes / D’Eon  Darkbloom HIPPOS IN TANKS / ARBUTUS (HIT011, 12”)

Me cuesta mucho no sentir envidia de Claire Boucher: percibo en ella una inocencia que me enternece sin remedio. Su música parte de unos preceptos tan idealistas, lanzados a la aventura de lo desconocido sin sentir nada de miedo, que contagia ganas de vivir, salir a la calle, conocer gente y fundirte con el universo. La envidia viene, por supuesto, porque yo no soy de esa clase de chicos que salen a la calle como si todo lo que hubiera bajo el cielo fuera una fiesta maravillosa donde todo resulta soprendente a primera vista. Pero Claire, alias Grimes, sí parece ser así, y si no lo es, lo transmite, que es una de las grandes misiones del arte. Su pop electrónico lo-fi de ascendencia hipnagógica da un paso más en este vinilo compartido con su vecino de Toronto, D’Eon, y transmite más emociones de las que estaban contenidas en su meritorio debut, “Halfaxa” (Arbutus, 2010): en aquél se anticipaba el crecimiento de una artista con un universo propio y un talento especial para comunicar estados de ánimo al límite, y poco a poco va cuajando una personalidad distintiva. Quien quiera saber cuál es el último grito en dream-pop con una capa de turbiedad debajo, lo tiene fácil con sus cinco canciones para “Darkbloom”: de “Orphia” a “Ivory”, todas son excelentes.

D’Eon aporta, en la otra cara del vinilo, cuatro piezas más de su art-disco mutante y la sensación acaba siendo, necesariamente, más áspera. Para empezar, ensucia “Telepathy” de interferencias de teléfono móvil y “Tongues” con un timbre de voz demasiado parecido al de Phil Collins como para no asustarse, pero todo forma parte de la fachada excéntrica de D’Eon, que lo arregla con beats de 808 ( “Thousand Mile Trench”), breaks de drum’n’bass en la tradición de Blame y EZ-Rollers (“Tongues” otra vez) y synth-pop AOR que bebe de las mismas fuentes que sus compañeros de sello Games (ahora Ford & Lopatin) en “Transparency”. Un placer comprobar, por tanto, que la inspiración de “Palinopsia” (2010) no fue un accidente y que se mantiene viva.

Tom Madsen

d'Eon - Transparency

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

anticonceptico femenino

Actualidad

El anticonceptivo femenino que todos quieren ocultarte...

La ginecóloga Rosa Almirall informa sobre el diafragma de forma altruista a todas las mujeres que le escriben a su blog.

leer más
blue2

Historias

QUIZ: ¿Es una ruptura amorosa o la peor resaca de la historia?

30 afirmaciones sobre sentirse una mierda.

leer más
bea

Historias

Bea Miller, la adolescente que querrías haber escuchado en el instituto

Porque la adolescencia no es chorra ni superficial.

leer más
Alcohol

Ficciones

Orgullo abstemio: algunas razones por las que detesto el alcohol

Esto no es una carta abierta contra los bebedores.

leer más
Red Lebanese

Actualidad

Siempre nos quemará París: la cara menos cool de la ciudad de la luz

La vida real no tiene glamour

leer más
Farthest eyeball pop

Historias

"¡Qué ojos tan grandes tienes!" 9 cuerpos que merecieron un Guinness

Los “defectos” también pueden ser motivo de orgullo

leer más
I am, too, America

Actualidad

Fast food, fast life: vidas de usar y tirar en imágenes sin filtros

La comida rápida también te mata… incluso si no la comes

leer más
Crímenes del futuro

Ficciones

Crímenes del futuro: 24 cosas que podrían ser ilegales en 5 años

Quien avisa no es traidor

leer más

cerrar
cerrar