Danger EP Danger EP

EPs

Katy B Katy BDanger EP

8 / 10

Tras las mieles del éxito derivado de “On A Mission” y de la consecuente tournée por escenarios around the world, Katy B se guardaba 2012 para reposar, cargar energías y entonarse de cara a un segundo álbum. Con el año casi concluido, la pelirroja ya ha desvelado que el susodicho disco está en ciernes y verá la luz en 2013. Sin embargo, consciente de que un año prácticamente en blanco (tan solo la hemos visto en dos colabos con Mosca y Diplo) en la cuenta de referencias es un flaco favor para cualquier artista y que a los fans, como a los matrimonios, hay que alimentarlos de amor continuamente, Katy se marca un freebie con colaboraciones sonadas y cumple con su discografía y con sus seguidores. Jessie Ware, Iggy Azalea y Wiley comparten las líneas con la londinense, mientras que Geenius, Zinc, Diplo y Jacques Greene conforman la alineación de productores. Siete nombres con tirón (ocho contando a la propia Katy B) para cuatro cortes; se puede decir que con “Danger EP” la cantante se ha mostrado bien espléndida.

Si este EP ha de funcionar como preludio de lo que será el segundo trabajo de Brien, podemos presagiar que volverá a ser un disco de música de baile, aunque sea de un baile algo más relajado. Pero, a diferencia del primero, los sonidos de club no quedarán circunscritos al genoma británico. A Katy siempre le ha sentado bien cantarle al UK funky o al dubstep, pero la evolución es necesaria. Y, a juzgar por lo escuchado en “Danger EP” el siguiente paso ha sido amplificar los estilos que le sirven de soporte. La mejor muestra es el tema titular, una dulce producción de Jacques Greene, similar a los terrones de azúcar que el canadiense suele servirle a Ango. La inglesa innova aquí redirigiendo su virtud vocal por los derroteros del R&B; si bien no necesita demostrar que es una vocalista desenvuelta, resulta estimulante escucharla arropada por bajos de algodón de azúcar y teclados oníricos.

Bien por la costumbre, bien por su tonalidad vocal, lo cierto es que lo que mejor le sienta a Katy B son las producciones festivas, divertidas y coloristas. Es en este tipo de temas en los que la pelirroja se suelta con la pluma metiéndose en el papel de animal party, y su voz se acomoda a sus propias experiencias narradas al son de las producciones de Geenius y Zinc. Ése fue el secreto de la mayoría de los temas “On A Mission”; también lo es de “Got Paid” y “Aaliyah”. En la primera, bassline y melodía vocal se complementan en un juego armónico adictivo al que se suman las bars de Wiley para darle al tema el remate gamberro. En “Aaliyah” el efecto es parecido, con el aliciente de la aterciopelada y siempre apetecible voz de Jessie Ware y el efecto sorpresa de no encontrar indicios de Aaliyah en un tema con tal título. Katy no necesita de sus fieles productores afiliados a Rinse para triunfar y en “Light As A Feather”, tema con Iggy Azalea facturado por Diplo, multiplica las bondades de la canción original “Set It Off”. ¡Maldita sea, Diplo¡ Esta canción está muy guay y Katy B te la mejora con creces. Así que la inglesa se merecería un poco más de esfuerzo que el reciclaje de beats.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar