Club Rez EP Club Rez EP

EPs

Girl Unit Girl UnitClub Rez EP

7.4 / 10

Nuevo EP de Girl Unit, y eso es casi una noticia bomba, porque en realidad Philip Gamble no tiene tanto material editado, a pesar de que lleva en primera fila de la escena underground inglesa desde 2010. Aquel año fue cuando apareció aquel 12” titulado “Wut”, hinchado con voces de helio, beats brillantes, con una influencia declarada del sonido bounce del hip hop del sur de Estados Unidos, cargadísimo de himnos para los clubes que más arriesgan. Y desde entonces, nada más salvando un 12” previo también en Night Slugs, de hecho su bautismo en el circuito post-dubstep ( “I.R.L. EP”, que no es tan importante como “Wut”), y luego unos remixes, un mash up a medias con Kingdom y aquí se acaba todo. Por eso sorprende que “Club Rez EP” llegue de una manera tan natural, como si Girl Unit siempre hubiera estado ahí, entregando nueva música con regularidad pasmosa, cuando es todo lo contrario, pues lo suyo es la pura anarquía en el cumplimiento de plazos. Eso también significa que Girl Unit ha dejado una huella profunda y que su presencia en el recuerdo está fresco, como si “Wut” hubiera salido ayer y no hace año y medio –una eternidad en la que ha sucedido de todo, lo suficiente como para olvidar a cualquiera que no se haya puesto las pilas–.

Dicho esto, el regreso de Girl Unit da suficiente alimento como para perdonar la racanería en las entregas y la ausencia: seis tracks nuevos –de momento en digital; disponible en doble vinilo la semana que viene– y con una variación de sonido hacia un patrón electro como el que han estado puliendo en el sello Swamp81 artistas como Boddika o FaltyDL. “Ensemble (Club Mix)” tiene un rollo 80s de bajos elásticos, patrones adecuados para el breakdance y sintes vibrantes que tienen más que ver con la nostalgia old school que también está afectando a Jimmy Edgar –hay que escuchar “Majenta”, las similitudes son muchas– y a los chavales del sello Numbers. “Cake Boss” también es electro, pero de factura bruta y aristas más romas, en la frontera con el hard techno, mientras que “Plaza” recupera unas vibraciones electroboogie totalmente retro. Los tres últimos temas –que serán el segundo vinilo de la edición física– no alcanzan ese grado de nostalgia, pero también indican que el Girl Unit de este año no tiene nada que ver con el de “Wut”: los bajos son densos y se marcan como el músculo de un body-builder, pero los patrones rítmicos son escurridizos, ni crunk ni dubstep, ni tampoco electro en el caso de “Club Rez” –que me suena como un techno post-Actress con más velocidad y tensión–, aunque en el caso de “Double Take” hay matices grime y R&B, lo mismo que en “Rezday”, que es como una versión aún más experimental de “Ride It”, uno de los cortes estrella de su legendario maxi de 2010.

Es difícil anticipar a dónde piensa ir Girl Unit, pero el mensaje final me seduce: no quiere dormirse, quiere seguir buscando y se está moviendo. En el próximo disco, que espero que no tarde, su objetivo será encontrar oro.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar