I Can Feel The Heat I Can Feel The Heat

EPs

Magic Touch Magic TouchI Can Feel The Heat

9 / 10

Magic Touch  I Can Feel The Heat 100 % SILK (SILK009, 12” + digital)

La banda Mi Ami, a la que se ha podido ver rondando los dominos de Thrill Jockey, la forman Martin McCormick y Damon Palermo. Mi Ami no han desarrollado una carrera vertiginosa porque, justo cuando podían empezar a despegar, McCormick decidió dedicarle más tiempo al que ahora es su proyecto estrella, Ital, y eso dejó a Palermo en esa situación extraña en la que no se sabe muy bien qué hacer. Así que, en vez de preocuparse por la deriva de la banda conjunta con su amigo, él ha decidido hacer lo mismo: iniciar un proyecto paralelo, que en este caso es Magic Touch, y además editar el resultado en el mismo sello, 100% Silk, la división house del enigmático conglomerado psicodélico e hipnagótico de Not Not Fun. “I Can Feel The Heart” es, además, un tributo sincero a lo que para Palermo debe ser la edad dorada de la música de baile: finales de los 80 y mediados de los 90, los años en los que el house de Nueva York y Chicago, exhuberante de cuerdas sintéticas y de gemidos vocales, plantaban cara con elegancia a la velocidad endiablada y a los altos niveles de ebriedad de los ritmos rave que llegaban de UK. Militancia underground.

Estos tres cortes que firma Magic Touch arrastran la sombra de la música disco sintética por todas partes, comenzando por el nombre –suena a equipo de producción de finales de los 70, en algún lugar del norte de Italia– y además van empapados de litros y litros de sudor gastados en las noches de Ibiza. Repletos de congas, solos de guitarra, saxos y cuerdas, momentos como “Clubhouse” y “Trax-Crusader” sólo traen buenos recuerdos. El último corte, que también es el más breve, recuerda a los bonus beats en los vinilos de Masters At Work, el remate a golpe de percusión de un buen trabajo. “Clubhouse”, en cambio, es una mutación sin descanso de todos los ritmos de club, del breakbeat al disco-house enérgico al estilo de Roger Sanchez antes de volverse vulgar, a la vez que “I Can Feel The Heat”, con sus cabalgadas sin freno, sus solos y su beat marcial, recuerdan al DJ Sneak que, más tarde, influenció a Daft Punk, pero con una cita sutil al “You Love” de Frankie Knuckles y un conocimiento enciclopédico de la disco music según Tom Moulton y Dave Morales. ¿Es 100% Silk el disco de baile del año? No me hagáis responder a eso. Pese a la carga nostálgica, está bastante claro.

Richard Ellmann

“Clubhouse”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar