By Design EP By Design EP

EPs

Sir Stephen Sir StephenBy Design EP

9 / 10

100% SILK (SILK007, 12”)

No se sabe mucho de Sir Stephen a ciencia cierta. Antes de firmar los discos en solitario estuvo en Manchild, una oscura banda que mezclaba música de videojuegos con el punk más correoso –algo así como Green Day superando pantallas de “Prince Of Persia”–, y su primer vinilo a su nombre lleva fecha de 2004, cuando todavía funcionaba según una lógica hardcore adaptada a máquinas de funcionamiento errático. De repente, el silencio (un silencio muy relativo, pues nadie le echó en falta), y cuando resurgió el año pasado con el 12” “Pagan Future EP” para W.T. Records parecía como si hubiera entrado en la escena un debutante con hambre de notoriedad. En ese maxi ya habían cambiado las cosas por completo –su acercamiento estético era cercano al house primigenio–, y este “By Design EP” que ahora engrandece el pequeño pero espectacular tamaño del subsello dance de Not Not Fun es el que debería disparar las alarmas: este tipo sabe lo que hace, lo hace de muerte y su aportación debería entrar directamente en la whislist de todos los fanáticos de la música de baile de otro tiempo. Esto suena como si volviera a ser 1990, fuera verano –es verano–, el éxtasis fuera puro otra vez y hubiera raves en el campo.

Sir Stephen suena a Chicago años 80, pero readaptado para triunfar en la Inglaterra de un poco después: “By Design” y “Move That Body”, los primeros cortes y los que marcan el tono general del disco (ocupan toda la cara A), tienen el mismo piano incisivo que el “Good Life” de Inner City –sin voz–, el mismo ir y venir airoso de capas de sintetizador del deep house y los clásicos juegos rítmicos virtuosos de groove box que se trabajaban en los primeros clásicos de Detroit. Sir Stephen concibe el techno y el house como materia de museo, lo diseca y lo fosiliza, y presenta todo como si fuera una reedición de un clásico olvidado –como si fuera uno de los inéditos que han aparecido en la caja de inéditos de Virgo 4–. Se le puede echar en cara perfectamente esa devoción sin freno ni filtro alguno por el pasado, se le puede acusar de conservador que renuncia a crear, pero no es tanto la actitud retro como el resultado: escuchas “Public Style”, que también podría ser de A Guy Called Gerald o BFC, y mojas el calzón; te pones “Milk N Honey”, que es un clásico del deep house aéreo con sólo un par de semanas de vida, y miras al cielo dando gracias. Suena “NY Boogie”, un tributo al electro freestyle de finales de los 80, y crees firmemente que Sir Stephen es lo mejor que te ha pasado este mes.

Javier Blánquez

* Escucha aquí

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar