Bob’s Your Uncle EP Bob’s Your Uncle EP

EPs

Jichael Mackson Jichael MacksonBob’s Your Uncle EP

8 / 10

Jichael Mackson  Bob’s Your Uncle EP STOCK5 (STOCK5-013 11, 12”)

En los últimos años ha bajado drásticamente aquella fiebre de estirar la duración de los temas hasta minutajes insólitos y hemos vuelto a longitudes razonables de cinco u ocho minutos; raramente se superan los diez –y hasta Ricardo Villalobos, el hombre de los tracks de media hora, ha optado por meter la tijera–. Pero Boris Steffen no. Él va a su aire y lo que suceda en su entorno inmediato le da lo mismo, si cree que necesita pistas de 14 minutos –como “Gedöns”–, es lo que hará. Quizá haya la impresión colectiva de que se había estirado demasiado la goma temporal del techno y el house y que había quien remoloneaba porque sí, pero si el flujo del ritmo discurre bien y la música exige un poco más hasta llegar a un final redondo o disuelto, no tendría por qué apresurarse también la conclusión. Lo que hace Jichael Mackson es un buen ejemplo que demuestra que quince minutos de techno líquido bien llevados sólo repercuten de manera beneficiosa en la experiencia de escucha. Para el vinilo es una pérdida –surco estrecho, sonido menos grueso–, pero la experiencia de inmersión en el sonido acuático de “Gedöns” no sería igual con un 33% menos de cuota.

En definitiva, “Bob’s Your Uncle EP” incrementa el prestigio de Jichael Mackson, no lo disminuye en ningún caso. El alemán dosifica bien sus entregas, nunca fuerza la máquina –su ritmo de edición es como la duración de sus piezas, viene dado por la necesidad y la ocasión, nunca tensa la cuerda–, y es de esas personas que le dan aún un buen nombre al minimalismo techno de paso lento y mucha sensación de eco y mente nublada, como si viniera previamente inyectado de morfina. “GTI (Zimbabwe Mix)” y “Venga (Lo Que Venga)” son más cortas, rondan los ocho minutos, pero también más compactas, un techno de beat más firme y efectos de fondo más clásicos –rindiendo pleitesía al eje Berlín-Detroit con bajos como emanados de una caverna–. Merecería ser más respetado y famoso, aunque seguro que también le da igual.

Javier Blánquez

“Gedöns”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar