Blush Response Blush Response

EPs

Beaumont BeaumontBlush Response

9 / 10

Beaumont  Blush Response KINNEGO RECORDS (KGO004, 12” + digital)

Imaginemos qué pasaría si operáramos un cruce genético entre los Tangerine Dream de la época “Le Parc” y el productor de The Weeknd, o entre el sexualmente activo Jimmy Edgar con la última joya hipnagótica con tendencia a la música negra –como Toro y Moi sin voz–, todo revuelto. Esa mutación, complicada sobre el papel, es a la que se acerca este joven escocés, de nombre Michael Rintoul, y al que ya se le puede aplaudir a manos llenas por haber firmado esta inespedada obra grande de la imparable reactualización de lo kosmische con una pizca de groove. Escuchando piezas como “Foreign Intrigue” o “Tokyo” uno se puede encontrar con lo mismo que proponen Ford & Lopatin en su incompleto –nunca fracasado– álbum de debut pero con mucho más sex appeal: un soundtrack para un film con muchas escenas de noche, carreteras y vías de tren, suspense y tensas esperas, y por supuesto momentos de romance. La fijación de Beaumont con los 80 es evidente e innegable, y de los siete cortes del 12” pocos instantes hay en los que no floten esos sintes con brillo de neón y acabado final como de instrumento de viento. Pero en su interior, a pesar del aspecto modoso que transmite en la foto de portada, hay un hustler: su amor por los equipos digitales no le convierte en un nerd, sino en un inductor al folleteo, a las nobles batallas en campos de plumas.

Mi entusiasmo por este disco se debe, sobre todo, a lo de frente que va y lo directo que entra: desde el primer minuto ya estás participando de este thriller urbano con letreros luminosos, transacciones ilegales y muchas joyas de adorno. “Lucky”, con redobles de 808s, y “Flesh & Flood”, con voces subidas de pitch, son quizá las mejores fusiones del lenguaje new age californiano y el R&B indie: en el supuesto de que Jan Hammer le hicera un beat a Drake, sonaría así, mientras que piezas como “Midnight” serían como un “Crockett’s Theme” para hypnagogic kids. En definitiva, otro acierto del sello de Boxcutter. Ahora hay que darle un margen de cortesía, pero Beaumont parece tenerlo todo para hacerse un hueco importante en estos tiempos de mitomanía sintética.

Robert Gras

“Blush Response”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar