Am I Real Ep Am I Real Ep

EPs

Nite Jewel Nite JewelAm I Real Ep

7 / 10

Am I Real Ep Nite Jewel SELF-RELEASED

La hipnagogia y la hauntología resulta que son la misma cosa, y Nite Jewel –alias de la californiana Ramona Gonzalez, desde hace poco la Ramona más conocida del indie-pop con permiso de Flowers– es la prueba de que esas dos etiquetas identifican realidades muy parecidas o quizá la misma: el viaje al pasado en sueños y el regreso con la mente nublada, de tal forma que la música final suena con trazos borrosos, con un parecido inexacto con el original. En este caso, un pop cercano a la dimensión AOR de los años ochenta, a new romantic asaltando los charts por la vía de ABC (más que por la de Duran Duran), a jangle-pop electrónico con sintetizadores primitivos y limpios, con melodías cristalinas y letras enigmáticas. Nite Jewel está en la misma longitud de onda que cuando debutó en largo con aquel disco, “Good Evening” (No Pain In Pop, 2009), que se adelantó a buena parte de la chill-wave y de la obsesión por recuperar la radio adulta de madrugada de los 80, esa pulcritud obsesiva en la producción, esa elegancia dejada, ese relax veraniego, ese equilibrio entre Ultravox y Japan ( “We Want Our Things”), Fleetwood Mac ( “Forget You & I”), la versión más pop (la más inofensiva) de Chris & Cosey ( “White Lies”) y hasta la serenidad de Sade ( “Am I Real”). El universo de Nite Jewel, ingenuo y feliz, maravilloso y escapista, como un buen sueño o abrir un álbum de foto con el tono sepia extendido por el 80% de su superficie, como rescatar las cassettes de niña del fondo de un desván cerrado con llave durante varios años, sigue intacto en este “Am I Real EP” autoeditado por Ramona, y que deja una certeza y una pregunta. La certeza es que su prestigio como compositora va a más, que su dominio del sintetizador está creciendo y lo mejor de su magia la tiene que sacar en un lapso de tiempo no muy breve. La pregunta es la que ella se hace en el título: “¿soy real?”. Afortunadamente sí, aunque es normal que se vea más como una figura torcida en blanco y negro, como el rastro de una sombra en el pensamiento. Es su seña de identidad, es su encanto. Ofrece garantías y deja margen para progresar, y eso son grandes noticias. Tom Madsen

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar