All Things Pass Into The Night All Things Pass Into The Night

EPs

Psyche PsycheAll Things Pass Into The Night

7 / 10

Se dice que dos hechos casuales forman una coincidencia, pero cuando se producen tres habría que empezar a hablar de corriente. La coincidencia en el tiempo de dos discos como Metal Dance –la recopilación de EBM y synth-pop gótico de Trevor Jackson para Strut, indagando en los clásicos y la letra pequeña de la electrónica industrial de los 80s– y esta reedición / actualización de cuatro piezas de Psyche, proyecto canadiense cercano a la EBM con casi tres décadas de recorrido, podría considerarse como una coincidencia, pero nada más lejos de la realidad: el gusto y el interés por el pop sintético de aquella época –la rama más oscura– es una corriente que revitaliza en estos días. No es que haya surgido de la nada; simplemente es un rescoldo que se reaviva, y al que hay que sumar muchos otros frentes: las fantasías homoeróticas y el synth-pop con sabor a cuero de Trust, la vigencia de la música de Chris & Cosey, su influencia en nuevas bandas como The Soft Moon y Factory Floor, etc.

Los hombres de Optimo llevan tiempo explorando también el lado más desconocido de los 80s. No es la primera vez que en su sello rescatan rarezas o discos olvidados: entre las últimas referencias figuran “Moonlight” y “The Spaces Between”, dos creaciones de Chris Carter de su última época y de su edad dorada post-Throbbing Gristle, respectivamente, que resumen el gusto de los DJs escoceses por aquel pop industrial sostenido sobre arpegios obsesivos. Este 12” de Psyche reúne piezas clásicas de Darrin Huss, como “Eating Violins (Original Extended Mix)” –preludio del new beat belga, un instrumental mecánico sostenido sobre sintes planeadores, como una mezcla entre Ash Ra Tempel y A Split Second– y la versión de Q Lazzarus que les dio fama, “Goodbye Horses (21st Centiry Immortality Mix)”, que suena como una versión estilizada del “Fade To Grey” de Visage con cuerdas sintéticas y una elegante línea de piano. Estos dos cortes componen la cara A, que se pincha a 33 rpm. En la cara B hay que subir la velocidad de reproducción, acompañando la aceleración que se produce en los ritmos: “Prisoner To Desire (Intoxication Deluxe Mix)” podría ser material incluido en la antes citada “Metal Dance”, es un corte de EBM canónica con voz dura que contrasta con “Contorting The Image (Reconstruction Mix)”, una especie de italodisco destartalado con sintes bulliciosos, un pop electrónico propio de la ciencia-ficción distópica. Todo en conjunto forma un EP que va más allá del revival y de la nostalgia, y que se basa en un concepto aún más fuerte: el de justicia, el de reivindicar una música y un nombre que hay que evitar por todos los medios que caiga en el olvido.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Child abuse poster 2

Reportajes

El gran error que estamos cometiendo para impedir los abusos a menores

Exploramos las razones que llevan a una persona a abusar de un menor y en el tabú social que permite que se sigan produciendo.

leer más
René Carmille

Actualidad

La inspiradora historia del “hacker” que logró sabotear a los nazis

El 'numéro Carmille' es también el antecedente del número de la Seguridad Social francesa

leer más
suiza

Historias

Un pueblo de millonarios ha pagado 240.000 euros para no acoger a 10 refugiados

“No les queremos aquí, tan simple como esto”

leer más
elijah3

Historias

Este GIF de Daniel Radcliffe convirtiéndose en Elijah Wood te dejará KO

Da, incluso, mal rollo.

leer más
atlético

Columnas

Cómo perder otra Champions enamorando a todo dios

Hemos perdido. Volveremos

leer más
Nadiya Savchenko

Actualidad

Nadiya Savchenko, ¿una "heroína" de extrema derecha para liderar Ucrania?

Savchenko ha pasado de piloto encarcelada a prometedora política ultranacionalista

leer más
putinoros

Actualidad

Así es el lugar prohibido para las mujeres que hoy visita Vladimir Putin

Un sábado en el Estado Monástico Autónomo de la Montaña Sagrada

leer más
errores

Historias

5 trucos psicológicos para analizar mejor a las personas que conocemos

A la hora de socializar, nuestras preconcepciones son nuestro mayor enemigo.

leer más

cerrar
cerrar