African Drug African Drug

EPs

Bob Holroyd Bob HolroydAfrican Drug

7 / 10

Bob Holroyd African Drug PHONICA RECORDS (Phonica006, 12” + digital)

La influencia de la música africana en la música popular no es algo nuevo, ni algo sorprendente. Puede parecer una obviedad decirlo después de tantos años transcurridos desde, por ejemplo, Afrika Bambaataa, pero como a veces se tiene la impresión de que mucha gente cree que es un fenómeno reciente que ha alcanzado su máximo grado de expresión con un par de discos de moda, lo mejor es llamar a la sensatez y no darle una dimensión fuera de lugar al asunto. Entre 1993 y 1994, por ejemplo, las texturas y los ritmos que llegaban de más allá del Sáhara tuvieron una incidencia crucial en mucha house music inglesa que se apartaba de la velocidad histriónica del hardcore y perseguía una mística y un refinamiento depurados. Uno de los discos mayores de aquella época fue “Product Of The Environment” de Moody Boyz (Tony Thorpe), fusión ideal entre psicodelia house, IDM y música africana. También de aquella época es un clásico semi-olvidado –a pesar de haber contado con remezclas de Coldcut en su primer lanzamiento en vinilo, en 1994– como este “African Drug” de Bob Holroyd, pieza de breaks tranquilos y notas de kora que se solía pinchar en sesiones chill out.

Este tema es el que ahora ha rescatado el sello Phonica –explican que Holroyd entró un día en la tienda y todo surgió de manera casual, con una conversación amistosa– con dos remixes que son los que forman el pack en vinilo (el original sólo está disponible vía download). El de T.Williams, dueño del sello Local Action, incide mucho en los ritmos: es envolvente y tribal, aunque no sucede gran cosa; su intención es la de darle al DJ cinco minutos de hipnosis colectiva. El de Four Tet, en cambio, es una barbaridad de 12 minutos en la que se alternan fases de éxtasis de bongos y su clásico uso de samples repetitivos de instrumentos no occidentales. No le ha quedado tan cósmico como su último álbum (sólo al final, en los últimos y gloriosos cinco minutos), pero le ha salido un remix, eso sí, que pone la mente y el cuerpo en otro plano de realidad.

Richard Ellmann

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar