De Ti Sin Mí / De Mí Sin Ti De Ti Sin Mí / De Mí Sin Ti

Álbumes

Delafé Y Las Flores Azules Delafé Y Las Flores AzulesDe Ti Sin Mí / De Mí Sin Ti

7.4 / 10

Se acabó la verbena y esos temas naífs a los que hasta ahora nos tenían acostumbrados. “De TI Sin Mí / De Mí Sin Ti” no sólo es el trabajo más ambicioso de Delafé y Las Flores Azules, sino también un experimento sonoro que expande como nunca la identidad de una de las bandas que, hasta la fecha, contaban con uno de los sonidos más definidos del panorama nacional. El planteamiento se presta al juego de máscaras: un disco doble con once temas cada uno donde las once primeras comparten letra y numeración con las del segundo compacto, pero sonando de forma totalmente distinta. De algún modo podría decirse que es como una especie de batalla entre la original y la ‘remezcla’, un pulso por el inconformismo que se agradece de buen grado aunque el resultado no sea excelente en todos los casos.

Prescindiendo de los arreglos electrónicos (salvo en números contados como “Fiesta”), el trío aboga por lo orgánico y una excelentísima producción a cargo de Paco Loco, quien ha endurecido las señas de identidad de los barceloneses y les invita a pasearse por los muros de sonido de la factoría Motown ( “Mientras Beso A Mi Chico En La Arena”), el folk de coartada más pop ( “No Te Dejaré Nunca Más”) y el rock. Porque sí, las guitarras tanto en piezas como ese fabuloso spoken word épico titulado “Nadie Va A Pararnos Mientras No Dejemos De Cumplir Años”, como en buena parte de ese segundo compacto aún más oscuro y fúnebre, nos llevan a rescatar esos discos de Élena en los que Helena Miquel se abraza a la electricidad desde hace más de una década. Abandonen los prejuicios previos porque “De Ti Sin Mí / De Mí Sin Ti” sorprende, y mucho.

Ese halo menos festivo también se refleja en las letras de Oscar D’Aniello, ya que ha aprovechado la reciente pérdida de su padre para tratar temas como el duelo o el amor etéreo ( “Intento” / “Verte Eternamente” son dos claros ejemplos) en esta ocasión. Aunque Miquel, D’Aniello y Dani Acedo no están solos en esta sorprendente mutación. A lo largo del maratoniano disco pueden encontrarse featurings de Nacho Vegas ( “Qué Sentido Tendría”), Sr. Chinarro (esa arriesgada “Portugal” con retales dream pop), las cuerdas de Chris Carmichael y la contribución de otros amigos como Dani Vega (guitarrista de Mishima) o las Cassettes Nuria Capote e Inma Paulete.

El impacto del segundo CD, tras escuchar las once primeras, es menos llamativo y cuenta con números algo menores como “Tesoro” (su réplica original, “Volvemos A Empezar de Cero”, gana más puntos en boca de Helena) o “No Hay Cruz Que Baile A La Luz”. No obstante, teniendo en cuenta la nueva amalgama de sonidos que exploran para este disco, nadie puede quitarles el mérito de haber arriesgado con valentía por otro envoltorio que nos aporta canciones tan gloriosas como “Cielo”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar