Tu labio superior Tu labio superior

Álbumes

Christina Rosenvinge Christina RosenvingeTu labio superior

7.5 / 10

Christina Rosenvinge Tu labio superiorSØSTER / WARNER

El tríptico neoyorquino – "Frozen pool" (Smells Like, 01), "Foreign Land" (el Europeo, 02) y "Continental 62" (Søster, 06)– le valió el aplauso de la crítica especializada, extendiendo su área de influencia al público que habita más allá de la FM convencional. Terminado aquel, Christina Rosenvinge entrega su primer álbum en castellano desde el estimable "Cerrado" (1997), disco que pasó con más pena que gloria entre el aficionado patrio y ahora se revela como pieza clave en su carrera.

Confiada al buen hacer de un cinco inicial de elevada estatura artística –a Steve Shelley, Charlie Bautista, Tim Folhjan y J eremy Wilms se les suma Chris Brokaw, un escolta versátil, acostumbrado a repartir juego en algunos de los mejores equipos del subsuelo americano–, nuestra protagonista se emancipa de un pasado tan imperfecto como el de cualquiera y esboza un futuro más prometedor que el de la mayoría, apelando a la magia de las buenas canciones pop, categoría a la que pertenecen muchas de las aquí incluidas. La Christina de "Tu labio superior" suena pizpireta, inquietante, resuelta o apesadumbrada. Puede gritar libertad o abandonarse en amargas salmodias, pero siempre te la crees. Viene cargada con estribillos de difícil réplica y parece decidida a iluminar ciertos rincones de una biografía que, negro sobre rosa, sigue generando titulares de cuerpo cien. Ha aprendido a administrar los muchos conocimientos adquiridos desde la adolescencia –cuando se desgañitaba al frente de Ella y Los Neumáticos– y no duda en incorporar recursos de su denostada época junto a Los Subterráneos.

Artista por fin madura –en el mejor sentido de la palabra y más allá de sus envidiables 44 años–, la madrileña culmina con este disco una travesía artística que, de puro azarosa, impedía aventurar canciones tan rematadas como "Las horas", "La distancia adecuada" o "Eclipse". Incluso en "Por la noche" –versión de Leroy Carr que escuchó a Chris Brokaw en el pasado Tanned Tin y que el norteamericano incluirá en " The Angel's Message to Me ", un recopilatorio de blues de entreguerras que se publicará en breve– Rosenvinge sale airosa.

Es una lástima que el ripio se imponga a una canción tan divertida como "Negro cinturón" –la letra tampoco ayuda en "Animales vertebrados"– y que el cierre de "Alta tensión" sea más chispazo que descarga. De no ser así, estaríamos hablando de un disco sobresaliente. Cerca anda.

César Luquero

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar