http://www.itstartshear.com http://www.itstartshear.com

Álbumes

Peter Broderick Peter Broderickhttp://www.itstartshear.com

6.9 / 10

Uno de los inconvenientes de tener mil caras como compositor es la dificultad de ser brillante en todas ellas, mantener un equilibrio cualitativo que consiga generar el mismo interés entre el público hagas lo que hagas. Peter Broderick ha demostrado en los cinco años que han pasado desde que publicó su debut discográfico que es capaz de grabar álbumes de folk o ambient, piezas de cámara, bandas sonoras, sonatas de piano, producciones neoclásicas o incluso canciones pop. Y de que es capaz de hacerlo con criterio, sentido común e idéntica sensibilidad, no importan los medios ni los resortes para llevarlo a cabo. Pero como talento joven aún por evolucionar y madurar que quiere abarcar mucho y en poco tiempo, es inevitable pensar que su extrema productividad a veces le pasa factura y dispersa su legado.

“http://www.itstartshear.com”, su nuevo disco para Bella Union, se inscribe en la línea más convencional y tradicionalista de su discurso, la que apela a recursos e influencias propias del country-folk. Es decir: sigue ahí donde lo había dejado el EP “How They Are”, aunque sin el tremendismo invernal de aquel, donde el piano ejercía un protagonismo primordial, y con unas tonalidades más primaverales, como si el músico norteamericano estuviera proponiéndonos, de cara y sin remilgos, la referencia más accesible y fácil de asimilar de toda su carrera. Es pronto para advertir si este paso hacia delante tiene algún significado en el devenir de su trayectoria como compositor, pero queda claro que Broderick tenía ganas de aparcar sus experimentos más solemnes y recargados para entregarse a un remanso de simpleza y tradicionalismo.

Canciones como “Everything I Know”, “Blue” o “Colin” no pueden sonar más clásicas y sencillas. Piensen en Nick Drake, Graham Parsons, Tim Hardin o David Wiffen y acertarán. Aires sesenteros, orquestaciones precisas y bien resueltas y voz templada, poso melancólico pero lejos de barroquismos emocionales y la sensación generalizada de que Broderick se siente muy cómodo en este contexto. Los que preferimos su cara más extrema y revoltosa corremos el peligro de que “http://www.itstartshear.com” nos deje algo fríos, como si tuviéramos presente en todo momento que esta no es la faceta en la que el músico de Oregon extrae lo mejor de sí mismo, es como si faltara algo. Es un Broderick pulcro, formalmente impecable, incluso desvergonzado –ojo a ese beat bailable en “With The Notes On Fire”–, pero cala menos hondo y en ningún caso suena memorable.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar