Zammuto Zammuto

Álbumes

Zammuto ZammutoZammuto

7.8 / 10

Tras tirarse una década de su vida grabando junto a Paul de Jong, Nick Zammuto retoma la carrera en solitario que dejó varada en el puerto de Solutiore Of Stareau: Disc One” allá por 2001. Atrás queda el recuerdo de aquel triple catálogo de glitch y también las cuatro obras maestras de los hoy extintos The Books, una de las entidades más fascinantes y vanguardistas de la contemporánea reciente. Pero Zammuto sabe que el mundo le necesita y acude rápidamente en ayuda de sus fans entregando esto. Un álbum homónimo en el que parece querer rejuvenecer como músico. Un álbum cuyo tono escurridizo y deslenguado contrasta fuertemente con la figura que tenemos del Zammuto actual: la de un hombre que cultiva hortalizas junto a su mujer y sus tres hijos en la cabaña de Vermont que ellos mismos construyeron. Y es que, aparcando el cariz new age que asomaba en algunos pliegues del mayestático The Way Out, “Zammuto” se presenta como su antítesis, un disco exfoliante y juguetón que enfatiza el ansia creativa más punzante de su autor y que viene a recordarnos que, intelectualmente, estamos ante una de esas personalidades que nunca dejan de expandirse en múltiples direcciones.

Un dato clave que subraya esa revitalización de su figura es que el proyecto viene firmado no sólo por él, sino por una banda a la que ha puesto en marcha específicamente para esto. Lógicamente, siguen existiendo miles de conexiones estéticas con The Books, millones, pero, aún teniendo en cuenta la fisicidad de que hacían gala los autores de “The Lemon Of Pink” en sus conciertos, aquí la logística es otra y la coordinación una bien diferente. El hecho de trabajar como un equipo mayor hace que se piense en la traslación al directo antes de lo que lo hacía el dúo. Y de ahí deducimos que lo que se busca implementar, más que folk sin pestañas y sintaxis a partir de samples (aunque siga utilizando perlas localizadas en cubetas remotas, como esa grabación teatral de un instituto declamada por un cangrejo y titulada “Crabbing”), es otra cosa. Aquí se tiende hacia unas mecánicas musicales que huyen de la virtualidad digital para enlazar con aspectos de, por ejemplo, el lab-rock de Battles. En otras palabras: si The Books eran la mente, Zammuto a solas vendría a ser el cuerpo.

Nuestro hombre ha declarado que lo pretendido junto a su nueva banda era centrarse en la organicidad de los elementos, y no podía haber entregado un álbum más acorde con dicho planteamiento. Todo aquí fluye y rebota cargado de vida. Hay varias secciones grabadas con autotune pero no suenan frígidas. Hay órganos locos pero parecen reírse a carcajadas de la indietrónica. Hay infinidad de trémolos y epilépticas guitarras pero, más que temblar, las sacudidas parecen propias de sus sistemas motores. Todo parece hecho de un metacrilato irrompible, pero de pronto estalla en mil pedazos como si chocase contra una baldosa del suelo. La abstracción, en vez de dejarla volar tan alto como en The Books, se ata más en corto y, tras algunas escuchas, acaba por sedimentar un inagotable fluir de ideas que al principio sólo es posible cazar al vuelo. La imaginación de Zammuto, tal como ha ocurrido literalmente en su vida real, parece haber pasado de los trabajos de química a los de carpintería. Y los contrarios con que tanto le gusta jugar (sabiduría/absurdo, complicación/serenidad) continúan ardiendo al rojo vivo. De nuevo, admirable.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

NoTTIP

Actualidad

Así es el tratado que no quieren que conozcas porque cambiará nuestras vidas

Hablamos con Luis de Rico, de Ecologistas en Acción, para saber más sobre el acuerdo de libre comercio entre Europa y Estados Unidos.

leer más
avión

Historias

Este avión sin ventanas podría llevarte a cualquier parte del mundo en 4 horas

El Skylon podría revolucionar el transporte aéreo en una década.

leer más
gaza

Actualidad

Cuando los niños hablan, las bombas callan

“Me hirió en la barriga y se me salieron las tripas. Yo soy una niña, no tengo misiles, no deberían hacer estas cosas”.

leer más
tattoos

Actualidad

Quiero llevar todos los colores del mundo en mi pecho

Este tatuador tiene más de 32.000 seguidores en Instagram, ¿cuánto vas a tardar tú en darle al follow?

leer más
oficina

Actualidad

En esta oficina está prohibido sentarse

'The End of Sitting' busca replantear la manera en que trabajamos.

leer más
boredotdeath

Historias

27 momentos en los que he pensado que me quedaré soltero para siempre

:(

leer más
Venga Monjas

Actualidad

Vídeo-agitadores: la nueva comedia se rebela

Los vídeo-agitadores exploran el humor absurdo a un nivel que no habíamos visto antes en España.

leer más
top dosnoventa

Marketplace

En Tokio puedes cantar Camarón en un karaoke y dormir en una cápsula

De la mano de Lacoste te presentamos el viaje de Dosnoventa en Japón. Visita la selección PlayGround para hombre y para mujer.

leer más

cerrar
cerrar