Yours & Mine Yours & Mine

Álbumes

Steffi SteffiYours & Mine

8.3 / 10

Steffi  Yours & Mine

OSTGUT TON

Modernillos esqueléticos con mostacho, fashion-indigentes del minimal, imberbes que se creen que la música comenzó con el schranz, mariposillas de la indietrónica, a todos vosotros os digo que basta. Es hora de ponerse reaccionario y lanzar verdades como puños a las encías con piorrea de los que han decidido olvidar la etapa más efervescente e influyente que la música electrónica ha vivido en toda su historia. Me refiero a la explosión del intelligent techno que en los 90 nos convirtió en hombres de provecho. Hablo en serio; a mis 35 años me considero un afortunado: haber descubierto este mundo de la mano de Polygon Window, LFO, Orbital o Speedy J es como ver tus primeros partidos de la NBA durante la era Bird-Magic-Jordan. La técnica siempre ganará a la fuerza física.

Por eso, cuando escuchas ejercicios de purismo tan pulidos y respetuosos con el legado intelligent como “Yours & Mine” te sale la vena reivindicativa y te entran ganas de decirle cuatro cosas a más de uno sobre lo que es y no es electrónica imperecedera. Steffi es un talento incorruptible que no se pliega en ningún momento a tendencias pasajeras o modas; una fuerza independiente que hace lo que le dictan las entrañas, aunque eso suponga echar la vista atrás y desagradar a las nuevas generaciones de oyentes. Galones no le faltan a la holandesa: productora exquisita, DJ de calidad contrastada (residencia en el Panoramabar de Berlín, sin ir más lejos) y co-responsable del magnífico sello Klakson, Steffie Doms asusta por su elegancia, limpieza y capacidad para convertir lo viejo en nuevo y viceversa. Vuelve la inteligencia analógica, gracias a Dios, aunque sea solo por un rato.

“Moving Lips”, por ejemplo, parece una secuencia de techno fantasmal suspendida en un limbo que va del año 1992 al 2011: el sonido es planeador, profundo, burbujeante, artesanía fina que parecía perdida para siempre en los recopilatorios “Artificial Intelligence” de Warp. El barroquismo astronauta y el sonido de ciencia ficción de “Piem” me hace pensar en B12. El ambient con pulsaciones technoides, sintetizadores atmosféricos y efectos cósmicos de “Lilo” me recuerda a los primeras referencias de R&S. Es un festín inacabable para los que amamos la electrónica vintage, pero no creemos que vivir del pasado sea siempre la solución. Por eso, uno babea con apuntes asombrosos como “You Own My Mind”, un modernísimo híbrido de pop cantado y techno-soul de Detroit que entra como la primera espuma de la cerveza. Tracks de este calibre no sólo ponen de manifiesto una sensibilidad especial, sino que también evidencian que Steffi no es una simple nostálgica: vive (pero no revive) los 90, por eso su sonido es rabiosamente nuevo y rabiosamente retro. El objetivo aquí es honrar a los Gigantes que otrora moraron el Imperio del Bleep, mitos cuyos menhires musicales todavía hoy perduran como las piedras angulares de una movimiento musical –qué digo, de toda una cultura–. La emoción de escuchar algo así es indescriptible. “Yours & Mine” es un orgasmo analógico que creía que no sentiría nunca más. Y sin Viagra. Estamos en febrero y ya tenemos uno de los discos electrónicos del año.

Óscar Broc

Steffi - You Own My Mind {youtube width="100%" height="25"}JZAoRt3A_eM{/youtube}

Steffi - Yours (feat.Virginia) {youtube width="100%" height="25"}7zxa8F5XJOY{/youtube}

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar