1.000 Years 1.000 Years

Álbumes

The Corin Tucker Band The Corin Tucker Band1.000 Years

6.4 / 10

The Corin Tucker Band 1.000 Years KILL ROCK STARS

En 2006 Corin Tucker desapareció de los escenarios y estudios de grabación para dedicarse a lo que en exclusiva deberían hacer artistas como Courtney Love: atender a su familia. Y tiene para mojar pan, porque Lance Bangs (ver aquí el vídeo que le hizo a The Thermals) es un prolífico director de vídeos musicales y tiene además dos hijos y reuniones de AMPAS y demás obligaciones caseras que atender, así que se pueden imaginar cómo puede una antigua riot grrrl compaginar recetas caseras con las ansias de meterse en un local y saltar por encima de la batería mientras rasga su guitarra de manera muy poco maternal. En el caso de Courtney Love, sinceramente, pocos la echan de menos (sobre todo después de haber destrozado los originales de “Nobody’s Daughter”, bajo el amparo de Hole, en 2010, y haberlos mutado en un pastiche rock casposo y pasado al más puro estilo “comebacks indeseados y fallidos”, tipo “Chinese Democracy”), pero con Tucker, la verdad, un servidor tenía curiosidad por saber dónde se había metido y qué iba a hacer. Y bajo el nombre genérico The Corin Tucker Band nos ha entregado éste “1.000 Years” como disculpándose por la larga ausencia y además con un periódico bajo el brazo donde, según el titular, sus ex compañeras de Sleater-Kinney van a cruzar una hamburguesa con un perrito caliente y de la mezcla surgirá Wild Flag. Así que todas las chicas de gargantas irritadas se han posicionado para placer del respetable y con suerte veremos toda una pelea artística desde el marco del punk que les hizo rebeldes en sus años mozos.

Ah, pero, cuidado, que ahora resulta que Corin Tucker, nuestra protagonista, nos ha dado gato por liebre (o mejor dicho, nos ha dejado a medias y con regusto añejo), porque escuchando “1.000 Years” nos damos cuenta de que no es un retorno a su pasado gruñón, sino más bien la consecuencia lógica de la fricción entre la vida familiar y la artística. Porque encontramos temas sugerentes como la densa “Big Goodbye”, el garage rock de “Doubt” o guitarras solitarias como charcos en la noche (en “Handed Love”), e incluso un calco a lo de antes en la sleater-kinneyesca “Riley”, pero en general se nota que Tucker quiere expresar nuevas inquietudes (algunas existenciales) bastante alejadas de lo que se supone que era ella hace unos años. La más evidente, por ejemplo, es “Half A World Away”, una monografía sobre la separación de Bangs y de sus hijos mientras ella se va de gira (¿una ex riot grrrl sintiéndose culpable?), experimentación tímida con la percusión en “It’s Always Summer” (que recuerda a la etapa “You Follow Me” de Nina Nastasia) o con el sonido orquestal en “Dragon” (pizzicattos mediante, aunque sin el desgarro suficiente para no evocar algo más que folk rock norteño) y una tríada de temas ejemplificativos del “quiero y no me atrevo”, donde Tucker se debate entre una progresión hacia el intimismo y termina vencida en el último round por los sonidos tradicionales de guitarras peleonas que enmascaran su poca valentía ( “Pulling Pieces” comienza suave y termina áspera, quedándose en un plano medio noventero que recuerda a producciones caducas; “Thrift Store Coats” comienza con un piano y una voz normal que dan paso a la estética semi-punk, dando la sensación de querer contentar a los fans de Sleater-Kinney o Heavens To Betsy y decepcionando, seguramente, a ambos). Sólo se salva el intento íntegro y ejemplar de “Miles Away”, único tema donde se atreve a hacer el giro entero de 180 grados y donde quizá demuestra, ahora que la vemos claramente en su soledad compositiva (sin producciones ni ruidos de por medio para despistar) que todavía le falta un buen trecho tanto para interpretar temas sentidos como para aparentar que le gusta cantarlos. ¿Los nostálgicos? Oigan la homónima “1.000 Years”. El resto de suciedad que ahí se huele es lo más punky que van a desenterrar.

Jordi Guinart

The Corin Tucker Band - Doubt

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar