Write About Love Write About Love

Álbumes

Belle and Sebastian Belle and SebastianWrite About Love

7.8 / 10

Belle and Sebastian  Write About Love

ROUGH TRADE

Tras catorce años sacando al mercado buenos discos –desde aquel “Tigermilk” (Electric Honey ,1996) de debut, concretamente–, hay tantas posibilidades de que Belle and Sebastian firmen un mal trabajo como de que el Celtic de Glasgow descienda a la First Division escocesa. “Write About Love” no es ninguna excepción. Pese a ser tal vez su disco más irregular (¿síntomas de fatiga?), aporta suficientes perlas y sorpresas (¿o bien no pierden nunca la sensibilidad y las ganas de crear?) como para ser considerado un motivo de que aumente el nivel de su ya bien completa discografía. Como cada uno de sus largos, aporta un nuevo matiz, una nueva tonalidad a un sonido, a un color, que conocen demasiado bien como para lanzarse a aventuras sin sentido que rompan la naturalidad de su música.

La nostalgia indeterminada de Belle and Sebastian sigue siendo la perfecta banda sonora para un picnic en el parque, una aventura furtiva levantando una falda tartán en una biblioteca con muebles coloniales, la ensoñación amorosa de una estudiante en medio de una clase universitaria que tiene algo de frío y se arropa con su cárdigan de punto, la lluvia a través del cristal de un antiguo café: toda esa estética de añoranza de una adolescencia mejor, de añoranza de un pop-folk tal vez mejor ( Nick Drake, Simon & Garfunkel) no puede sino derivar en un disco que se llame “Write About Love”, porque al fin y al cabo es de lo que llevan escribiendo ya muchos años.

Arranca el álbum con “I Did’nt See It Coming”, que pierde su armonía de canción clásica con un tramo final en que se intercala un desconcertante teclado ochentero entre sentencias tan firmes como “el dinero crea las ruedas y el mundo gira” cantadas con ese tono entre alegre y triste, ese ritmo entre lento y rápido, tan habitual en la banda. Si la siguiente “Come On Sister” despierta un poco de optimismo y movimiento de hombros, inmediatamente después “Calculating Bimbo” lo rebaja con un apacible medio tiempo. Empieza entonces el tramo más interesante del disco, con un clásico inmediato como “I Want The World To Stop”, cuyo estribillo era tan necesario y simple que suena como reinventado (con cierto aire a Blondie), más directo y pegadizo incluso (aunque menos brillante) que anteriores himnos de la banda como “Another Sunny Day” o “I’m A Cuckoo”. Irrumpen entonces las agradecidas colaboraciones del disco. Primero, B&S adaptan –en “Little Lou, Ugly Jack, Prophet John”– su particular ritmo a la voz bluesy de Norah Jones, que se desliza como un cálido masaje. El contraste posterior aparece de la mano de Carey Mulligan , actriz nominada a un Oscar por su interpretación en “An Education”. Junto a ella, B&S firman su canción más negra y Motown de su carrera, elegida para dar nombre al disco. Lo de “escribir sobre amor” aparece como un consejo en medio de la rutina de una chica algo infeliz.

Las notables “I’m Not Living In The Real World” y “The Ghost Of Rockschool” mantienen la intensidad del disco, que se rebajará con “Read The Blessed Pages”, canción donde las flautas parecen metidas con calzador y suenan casi ridículas. No así las trompetas aderezadoras de “I Can See Your Future”, ni ese cierre con “Sunday’s Pretty Icons” que nos remite bastante a la versión más eléctrica y cañera –si se puede decir así– que B&S mostraron en su anterior “The Life Pursuit” (2006). Un disco más, una delicia más de Belle and Sebastian, con Stuart Murdoch y Sarah Martin haciendo de sus voces la perfecta caricia para acompañar una banda capaz de cuidar a la perfección una instrumentación de alta escuela sin perder la sensibilidad para transmitir desde esa sencillez tierna que a veces uno no sabe si tomarse a pecho.

Germán Aranda

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar