Wreck Wreck

Álbumes

Unsane UnsaneWreck

7.2 / 10

Unsane es uno de los grupos más consistentes que he escuchado nunca. En algo más de veinte años de trayectoria no se les conoce un disco endeble o desacertado, ni tampoco salidas de tono o pasos en falso que poder reprocharles a toro pasado. Han mantenido una regularidad casi germánica, y en todo este tiempo, además, se han especializado en sacar partido y réditos de una ecuación sonora muy limitada y predecible, noise-rock a la vieja usanza, cuadriculado y sangriento como buena parte de sus portadas, que Chris Spencer, alma mater de la banda, ha sabido y podido mantener fresca y vigente. Es por ello, precisamente, que nadie diría que entre “Visqueen”, su anterior álbum, y “Wreck”, el nuevo, publicado hace unos días, hayan pasado cinco años. No se nota porque Unsane siguen sonando a Unsane; el paso del tiempo y los cambios de corriente tienen tanta incidencia en su música como podía tenerla una grada hostil en el juego de Drazen Petrovic.

Cuando arranca “Rat”, pieza de apertura, no necesitas ni un minuto para reconocer el sonido del grupo. La guitarra-gillette, el bajo distorsionado, la batería-martillo y la voz histérica de Spencer a pleno rendimiento propician un reencuentro por la vía rápida, sin esfuerzo, como cuando vuelves a ver a un amigo después de un tiempo sin saber de él y no necesitas más que un par de bromas hipertextuales para conectar. Todo está en su sitio: las distintas ondulaciones de intensidad, algún que otro solo espontáneo y el final abrupto marca de la casa. Diablos, es que incluso se permiten alguna licencia autoparódica, como esa armónica de “No Chance” que parece una fotocopia consciente de la misma que sonaba en “Alleged” y que se ha convertido en un involuntario sello de fábrica que le añade color e ironía a su propuesta.

A diferencia de sus últimos discos, sobre todo “Blood Run” y “Visqueen”, que mostraban cierta inquietud y preocupación formal, más en términos de producción que del propio sonido, “Wreck” está en sintonía con la rugosidad y crudeza de “Scattered, Smothered & Covered”. Es un regreso consciente a las alcantarillas neoyorquinas –ojo a los títulos de las canciones: “Rat”, “Pigeon”, “Roach”, “Metropolis”– en que las imperfecciones y la estética sucia y degradada le dan un aire más inmediato, intimidante y abrasivo a las canciones. A excepción de “Stuck”, un curioso y extraño medio tiempo de casi siete minutos, poco propio de la banda, el resto del álbum va al grano, con estructuras convencionales, estribillos bien pautados y un tempo uniforme que ayuda a cimentar su muro de sonido. No es su mejor álbum, pero seguramente sí es el mejor disco posible que Unsane pueden brindarnos en 2012. El martillo pilón no pierde fuelle.

No Chance

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

McDo

Actualidad

A McDonald's le ha surgido un pequeño problema con sus nuggets…

"I'm hatin' it"

leer más
Artista Internet 1

Ficciones

Las tribulaciones de un joven artista moderno en Internet

"No me merecéis"

leer más
miley

Actualidad

Miley Cyrus quiere saber lo que piensas de ella

"Miley se ha vuelto loca".

leer más
Nivel del mar

Actualidad

La NASA avisa: el cambio climático está acelerando la subida del nivel del mar

Sube el nivel del mar más de lo previsto, y se prevé que la situación empeore en los próximos años.

leer más
slender

Actualidad

Tres amigas de 12 años, un bosque y 19 puñaladas

Capítulo 1 de 3.

leer más
Prue Stent

Ficciones

Diario suicida de una mamá adolescente

Querido diario: no sé qué hacer.

leer más
Leila Khaled

Columnas

Los disturbios son hermosos: cuando el pop se inspiró en las armas

Músicos pop tomando las armas y activistas armados inspirándose en bandas pop. Las relaciones entre el pop y la agitación armada han sido ...

leer más
marcy

Actualidad

El 11-S tardó 14 años en matar a su última víctima

El avión que impactó en la Torre Norte lo hizo a la altura del piso 80. Ella estaba en el 81.

leer más

cerrar
cerrar