Women Women

Álbumes

Women WomenWomen

7.5 / 10

Women WomenFLEMISH EYE / JAGJAGUWARVale. De tanto insistir se han terminado cargando el pop. Después de los (logrados) intentos de Xiu Xiu o Deerhoof por destruir la melodía como motor creativo de la música popular y el formato canción (estrofa-estribillo-estrofa) como única construcción posible, el disco de debut de Women (banda de Calgary, Canada formado, siento la aclaración, por hombres) es algo así como su epitafio. Poco, o nada, puede quedar en pie después de este manual de (auto)destrucción, ruido, anarquismo y desesperación. Con un desprecio pocas veces visto por ese formato de estrofa y estribillo (pero, paradójicamente, agarrándose a él de manera circunstancial; casi con cinismo) los afiladísimos diez cortes (nunca ha estado más justificada esta palabra) que componen “Women”, el disco, transcurren con la tensión irrespirable de un apocalipsis misterioso: sabemos que algo malo va a pasar, sabemos que se acerca la muerte, pero nunca sabemos muy bien por qué. No es vanguardia pura ni ambient (aunque a ratos juega al ruidismo insoportable como en “Lawncare” o en “Flashlights”) ni es rock yonqui (a pesar de las muchas deudas con la Velvet o The Jesus and Mary Chain, más que obvias en canciones como “Black Rice”, lo más parecido a un single para Women o el momento comuna hippie pasado de vueltas de “Group Transport Hall”); no es triste (la tristeza es un sentimiento, y aquí, ojo, no hay sentimientos) ni por supuesto alegre (ni un gramo de alegría hay, me temo, en la escasa media hora de tortura del disco). Pasadísimo de vueltas, “Women” es una complicada mezcla de cosas (la muy nocturna “Shaking Hands” suena a ratos a post garage fusionado con la destreza guitarrística de Television y la inmediatez urbana de la New Wave; y ahí queda eso), producido por el interesante icono neo indie Chad VanGaalen en el sótano de su casa y que suena exactamente a eso: a sótano. Húmedo, simple (la fascinante simpleza del arpegio de “Sag Harbor Bridge”) y, sobre todo angustioso. Para aclararnos, y para terminar, Women consiguen que los citados The Jesus And Mary Chain suenen alegres. ¿Os vale con eso? Fernando Navarro

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar