With Us Until You’re Dead With Us Until You’re Dead

Álbumes

Archive ArchiveWith Us Until You’re Dead

6.7 / 10

Vuelve el drama cinemático elevado a su máxima esencia. Para hablar de Archive tendríamos que tirar de memoria y retroceder a 1996, justo aquel momento en que los británicos editaron “Londinium” y consiguieron con sobrada ambición (y algo de sacarinado melodrama, por qué no decirlo) sacar pecho ante aquel panorama trip-hop donde cohabitaban intocables como Massive Attack o Portishead con una legión de nombres que el tiempo (y la moda) ha ido enterrado con paciencia. Eran los años de Alpha, Olive (quienes más allá del one hit wonder, “You’re Not Alone”, cataron poca porción del pastel) y estos Archive, uno de los pocos supervivientes noventeros que, a pesar de no haber mantenido un buen ritmo de ediciones durante estos años, de cara al ojo público se han mantenido en una cierta cuarentena, como buena banda de culto que en sí son.

Lejos han quedado aquellas gloriosas colaboraciones vocales de Roya Arab (la hermanísima de Leila Arab formaba parte de la primera encarnación de la banda) y su contrato con Warner. Ahora, autoeditándose en su propio sello, Dangervisit Records, y tirando de vocalistas anónimos de los que no disponemos de su currículum (para la ocasión puede encontrarse en los créditos a Dave Pen, Holly Martin y Pollard Berrier), los británicos nos presentan este “With Us Until You’re Dead” que, aun no ofrecernos ningún rasgo novedoso en cuanto a sonido se refiere, mantiene con pulso firme su condición de alquimistas del drama y la desazón amorosa.

Ya sólo dándole al play uno se da cuenta de que no han perdido su capacidad para facturar números de una grandilocuencia sobreactuada. “Wipe Out”, en boca de Berrier, es el sueño húmedo con el que siempre ha soñado Matt Bellamy de Muse gracias a la rendición vocal que se gasta, esas cuerdas falseadas y ese piano que explota en una catarsis de sufrimiento flagelante. Aunque lejos de este clarísimo highlight, también hay espacio para la contención de “Stick Me In My Heart”, implosiones industriales (Martin se postula aquí como una nueva Rihanna de lo underground), parajes ambientales con embellecedoras cuerdas (John Williams siempre será un icono) y pesadillescas melodías que se retuercen a su antojo generándonos un sabor más que dulce respecto a este retorno que pocos esperaban a estas alturas de la película.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar