With Endless Fire With Endless Fire

Álbumes

Ilyas Ahmed Ilyas AhmedWith Endless Fire

7.7 / 10

Ilyas Ahmed

Lo que hace Ilyas Ahmed parece fácil, y posiblemente así sea –en apariencia su técnica consiste en rasguear la guitarra, en procesarla por medios digitales para transformarla en un drone constante e hiriente, y en musitar por encima como si estuviera entonando un canto sufí–, pero la facilidad no está reñida con la profundidad, y su música tiene esa capacidad para afectar en lo más hondo. Someterse a ella significa sentirse rodeado por extraños espíritus, notar que hay algo invisible tras las cortinas. “With Endless Fire” no es su primer disco –Ahmed comenzó a autoeditarse sus grabaciones en 2005, más tarde pasó a Digitalis con la reedición en CD de dos de sus primeros CD-Rs, “Towards The Night” y “Between Two Skies”, y en 2009 saltó a Root Strata con “Goner”, un primer álbum ‘oficial’ en el que colaboraba Grouper, y a la que más tarde devolvió el favor compartiendo un split en 7”–, pero sí es el disco que, de difundirse correctamente, puede ayudarle a hacer crecer el culto alrededor de su persona a poco que los habitantes del lado oscuro se acerquen a su magia.

Ilyas Ahmed nació en Paquistán y de niño se trasladó con su familia a Estados Unidos; pasó una infancia nómada y finalmente se asentó definitivamente en Minnesota, y tiene algo en común con Bon Iver: para empezar a grabar se aisló en una cabaña, se encerró con su guitarra y su equipo básico y fue sacando canciones. El estilo, evidentemente, es distinto: si Ahmed se acerca al folk y al blues es a partir del otro lado, el del camino de piedras flanqueado por zarzas, el que en el pasado transitaban Current 93 y actualmente Liz Harris: canciones murmuradas en un inglés indistinguible, envueltas en densos acordes rebosantes de armónicos, acoples y notas alargadas hasta conseguir un estado casi hipnótico, muy de cerca emparentadas con el Jim O’Rourke folk y, un poco más lejos, con el free-folk primitivo de John Fahey. Como decía antes, la técnica de Ilyas Ahmed no es un secreto, pero lo que consigue con tan poco sí lo es. Sus raíces en Paquistán quizá arrojen alguna luz al enigma, quizá haya algo de misticismo verdadero – “Now Sleeps” y “My Mirage” se alargan hasta los nueve minutos y podrían durar más, como un mantra inacabable–, de búsqueda y contacto con entidades inefables –razón, también, por la que no sea fácil comprender qué dice en sus letras, con la voz tan envuelta en eco y suciedad–.

“With Endless Fire” es un disco escurridizo: 1000 copias en vinilo (y algunas en cassette) planchadas en el excelente sello Immune, que con anterioridad nos había traído discos notables de Rafael Anton Irisarri, Simon Scott, Cleared, Tape y Expo 70, siempre con esa vocación escapista, de llegar a espacios abiertos –unas veces cósmicos, otras veces sencillamente terrenales y turbulentos–. Pero lo limitado de su tirada no debe ser un impedimento para que el folk telúrico y enmarañado de este cantautor de pensamientos crípticos no acabe llegando a un público mayor del que le había disfrutado hasta ahora. Quizá sea difícil sacarle de su granja en Minnesota, pero “Stained Sky” –un acorde simple que se multiplica hasta inundar la habitación de cuerdas tintineantes– y “By The Light”, un final cristalino que puede parecer un arrepentimiento, o una compensación por todo el veneno que ha ido escupiendo antes, son momentos musicales lo suficientemente intensos como para no caer en saco roto.

Ilyas Ahmed - By The Light

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar