White Magic White Magic

Álbumes

ceo ceoWhite Magic

8.6 / 10

ceo, White Magic

SINCERELY YOURS - MODULAR

La magia blanca está relacionada de alguna manera con la magia negra, y la magia, sea blanca, negra o verde, está relacionada con el mundo paranormal, pseudocientífico y, en último término, con el mundo religioso (o de contemplación y reflexión trascendental respecto a la propia existencia). La Iluminación, una Nueva Perspectiva sobre la vida, y cosas así. Purificación del alma. Tilas, tés y manzanillas. Atrapasueños y camisetas de indios y lobos estampados. Mucho new age (vean cómo terminó Dick Dale o cómo está envejeciendo Mike Oldfield, por ejemplo). Y es que ponerse a levitar (artística y metafóricamente hablando) tiene sus riesgos. Uno puede terminar facturando minutos llenos de Nada. El caso de ceo, el nuevo proyecto de Eric Berglund (mitad humana de The Tough Alliance) y co-creador del sello Sincerely Yours), ya vino precedido por un prólogo (íntimo-apocalíptico, si es que se puede llamar así) que daba paso a un texto que decía que ceo nació en 1981, 1891, en el 3064 y también mañana mismo, en la era post-Ibrahimovic y pre-Nectanebo II. Antes incluso del tiempo mismo. ceo, como Legión, el demonio esquizofrénico bíblico, tiene varios nombres (uno de ellos es Wii), y, en fin, después de la perorata se afirma que ceo es la eternidad.Una vez dicho esto, aclaremos una cosa: la presentación que es “All Around”, el primer corte, podría ser una cantata de Bach, semiclásica y/o semielectrónica. Ya lo dijo el padre de la música: las composiciones no necesariamente hablan sobre Dios, sino que deben convertirse en el camino hacia Él. Berglund, con “White Magic”, salta tres o cuatro peldaños en esta escalera hacia el cielo, y se coloca en una dimensión totalmente respetuosa con el pop moderno, lo tribal y la estética balear, en un discurso de diván, de terapia, cuyo lema es Querer Ser Feliz. Lo vimos ya en un maravilloso vídeoclip, “Silly Crimes” (donde cada uno podrá interpretar lo que quiera, pero en cuyas escenas se rezuma felicidad como miel de un panal). Y algo parecido escuchamos en “Love And Do What You Will”, grititos de lo que parecen mujeres en bañador salpicándose entre ellas y una producción agradable y casi mainstream; teclado y guitarras comparten protagonismo sobre una base rítmica de medio tiempo bailable. ¿Decepcionado por lo último de jj? El destino siempre depara soluciones, aquí hay una.

La conjugación con el electro pop desenfadado le guiña el ojo a las producciones de Vampire Weekend, y a algunos destellos de Depeche Mode o Phoenix. Con ceo todo fluye aceitoso: el marchoso y original “Come With Me”, así como la versatilidad sonora en los ritmos y la misma voz y melodías enfocadas hacia una sensación agridulce que cae muchas veces más del lado de la felicidad adolescente ( “No Mercy”), además de ofrecernos momentos de experimentación y pop progresivo con riffs de teclado en “White Magic”. En cualquier parte hay una búsqueda de la belleza (ver los coros de “Illuminata” o el conato Beatles en “Oh Good Oh Dear” después de un inicio ambient turbio) y se huele un tributo a escondidas al 808 y a la atmósfera de catedral (en “Den Blomstertid Un Kommer”). No obstante, bajo la capa de felicidad y de uptempos queda un mar de dudas bajo la lupa. Nos recuerdan que el sueco Berglund parece tener todas las respuestas pero, como le ocurre también a las grandes religiones, en realidad únicamente tiene en su haber las preguntas. En cualquier caso, disfrutable, y uno de los nombres a tener en cuenta para éste año y para los venideros (léase aquí “Eternidad”).

Jordi Guinart

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar