We’re New Here We’re New Here

Álbumes

Gil Scott-Heron & Jamie XX Gil Scott-Heron & Jamie XXWe’re New Here

9 / 10

Gil Scott-Heron & Jamie XX  We’re New Here

XL RECORDINGS

El último mes de agosto, como muchos de los que nos quedamos a pudrirnos en el averno de asfalto e italianos que es Barcelona, me lo pasé compartiendo tardes de música en mi habitación-umbráculo –ni un rayo de sol– con mi homie Felix. Él es mestizo catalán inglés y, como buen british, tiene carencia de melanina, humor discreto y un olfato musical finísimo. Una de esas tardes llegó con brillo en los ojos y tal como se sentó delante de mi laptop me dijo: “ Mónica, te vas a cagar”. Se fue a Soundcloud y me puso el mix que Jamie Smith, o sea Jamie xx, había confeccionado para Colette. Arrastró el cursor hasta el minuto 19, primeros compases de “Trapped In A Dark Bubble” de Skream (mezclados con “Hyph Mngo”, qué detalle tan maravilloso, by the way), que, como canción, es una crema en sí misma. Los vellos de punta llegaron cuando entró ese tecleo sublime que es como cuando oyes gotear la ducha en un mal viaje. El tracklist indicaba que se trataba de un dubplate de un tal Silentone, del que había más material en el set de Colette. Felix y yo buscando en vano durante días a Silentone, además de recomendar encarecidamente a todos nuestros allegados esa maravilla de sesión que el productor de los exitosos The xx había confeccionado. Al final desistimos; el secreto se tendría que desvelar tarde o temprano pues el tema en cuestión era una absoluta maravilla. Teníamos la solución en nuestra cara y no la supimos ver. Félix, somos unos pringaos.

“NY Is Killing Me”, aka el famoso dubplate de Silentone, fue el pistoletazo de salida de este álbum. Además, es una de las gemas más bien pulidas de “We’re Here Now” –reconstrucción remezclada de "I'm New Here", álbum de la leyenda del spoken word Gil Scott-Heron–, y será, dentro de algunos años si es verdad eso de que el tiempo pone a cada uno en su lugar, uno de esos temas a los que las nuevas generaciones de diggers acudan para patentar el buen gusto musical que tienen. Si bien el álbum viene firmado por ambos entes, he aquí una evidencia de que lo que ha hecho Jamie xx es coger el material de grabación de “I’m New Here” y aposentarlo sobre cosas que presumiblemente se hallan en su hard drive desde hace más o menos tiempo. Las bondades del poeta maldito ya quedaron notariadas por la unanimidad de la crítica y aquí su función es ser inspiración y una pista más de Logic, Cubase, Ableton o lo que demonios quiera que use Jamie para producir. Este no es el típico disco apostillado por la coletilla “The Remixes” que apunta con dedo acusador a la pista de baile. Esto es Jamie xx demostrando que como productor tiene una habilidad comparable a la de otros alumnos de la Elliot School, véase Four Tet, algo que también ha venido demostrando estos últimos meses en su faceta de remezclador.

Como decía, Scott-Heron sirve aquí como un instrumento, una capa más que añadir a los temas que en su conjunto suman poco más de media hora (y quizás sea ésta la única pega que le encuentro al álbum, la duración, pues su calidad hace que necesites sentir el empacho). En ocasiones extractado y acompañado de otros sampleos vocales, como en “I’m New Here”. Otras veces, por ejemplo en “Home” (tema no incluido en el disco del americano y que el método deductivo me conduce a colocar en la carpeta de descartados de las sesiones de grabación, al igual que la dulce “My Cloud” o “Piano Player”), su presencia se extiende a lo largo de todo el tema de manera justificada, ya que la desnudez de la base requiere de elementos que redondeen la canción. A veces Jamie recurre a la excusa del título para armar la base sobre un efectivo sampleo y acude a los extractos vocales de la voz de Heron a modo de puente. Me refiero a “Running”, donde el beat y los sintes con resabio progressive que coronan el final de la canción tienen algo del aletargado y “codeínico” estilo que les hemos visto a Young L o Lil B. No os echéis las manos a la cabeza porque, en materia de estilos, aquí cabe de todo.

Precisamente homenajeando la era del progressive house, Jamie xx recupera el rompe pistas de Rui Da Silva y Cassandra Fox “Touch Me” (gracias, gracias, gracias) en “Ur Soul And Mine”. ¿Qué pinta Rui Da Silva aquí? Pues nada, en principio. Pero esta es una de las más gratas sorpresas que me he encontrado en el álbum, en forma de 2-step y con la voz de Scott-Heron a lo drop del Chicago house de solera. Una muestra de que la imaginación de Smith enfrentándose a la creatividad conoce pocos límites. De hecho, el único corte en el que se le ve el plumero, en el que sin conocer la procedencia de la canción puedes apostar a que el productor de The xx se encarga de la confección, es “I’ll Take Care Of You”, donde las guitarras distantes delatan la denominación de origen. Sin embargo, bien podría colar como un remix de algún capo del nu-disco para el trío de la doble x. De esta manera, jugando al despiste, al quiebro con clase, a la ubicuidad estilística, la originalidad y la agudeza musical, Jamie xx se va labrando una merecida fama de constructor de éxitos. ¿He aquí una leyenda pasándole el testigo todavía en vida a una futura gloria? Yo no lo descartaría. Ya se sabe que la energía ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma.

Mónica Franco

{youtube width="100%" height=273"}W7c3wRzUUjs{/youtube}

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar