Wenu Wenu Wenu Wenu

Álbumes

Omar Souleyman Omar SouleymanWenu Wenu

7.7 / 10

El impacto de la música del sirio Omar Souleyman en Occidente es sólo otra muestra de que la cultura y el arte contribuyen al entendimiento entre pueblos mucho más de lo que puedan hacerlo los políticos y los grandes medios de comunicación. Lejos de endosarnos un mensaje ideológico, al cantante le basta con hablar en sus canciones de “cosas sencillas”, como “el amor, el flirteo, la alegría de vivir e historias de corazones rotos”, según descubríamos en una entrevista reciente en PlayGround, realizada poco antes de su actuación en Madrid dentro de la Red Bull Music Academy Weekender.

Frente al bombardeo de noticias pringadas con prejuicios y estereotipos que la prensa de aquí ofrece sobre Oriente Medio, propuestas como la de Omar Souleyman ofrecen una visión mucho menos sesgada para acercarnos a aquella realidad. Mientras la guerra destroza su país, él insiste en hablar de paz y solidaridad, enarbolando una imagen positiva de su gente. “Wenu Wenu” tiene un claro objetivo: aumentar la popularidad de Souleyman en Norteamérica y Europa occidental, donde sus sonadas colaboraciones (Björk, Damon Albarn, Caribou) y sus esporádicas apariciones en directo (estuvo en Sónar en 2009 y en el último Primavera Sound, pero también ha triunfado en Glastonbury o South By Southwest) han ido generando una entusiasta masa de seguidores que no cesa de engordar.

Four Tet es el encargado de ayudarle en este paso y, aunque a priori pueda chocar esta unión, tras escuchar el resultado final podemos decir que la decisión no podía haber sido más acertada. Kieran Hebden consigue dotar de profundidad y una extraordinaria riqueza de matices al material original, sin que en el proceso se pierda su esencia. Gracias a su producción, estas siete canciones (todas entre los cuatro y los siete minutos) suenan frescas y espontáneas, el conjunto es tan fascinante como lo pueda ser un disco de Buraka Som Sistema o M.I.A.

Durante los últimos años, Four Tet ha ido creando un universo propio dentro de la electrónica, aunando una actitud perfeccionista con un empeño innovador, como demuestra en su último disco, “Beautiful Rewind” (2013). Su trabajo queda aquí reflejado en pequeños detalles (el comienzo de “Khattaba”, por ejemplo) que aminoran la brecha entre el exotismo del sonido de Souleyman y el oído del ‘clubber’ occidental, en imperceptibles atmósferas (el galopante ritmo que lleva al trance en “Warni Warni”, quizá el mejor corte del álbum) que amplifican el objetivo último del sirio: el baile y la celebración en comunión. No obstante, aunque su música tome prestados ciertos ritmos ajenos (principalmente el techno), su base es el dabke, una danza folclórica de Siria que se practica entre varias personas, con palmas, percusión y ritmos repetitivos y muy contagiosos.

Omar Souleyman escribe las letras y canta, pero el mérito también es de su compañero, el teclista Rizan Sa’id, quien se encarga de engarzar las voces con ritmos tradicionales lanzados a un ritmo frenético, cuya aparente simplicidad no está exenta de un efecto de contagio arrebatador. El disco consigue así ser tan divertido como sus sorprendentes conciertos y servirá para dar a conocer la obra de este veterano cantante (lleva más de 20 años haciendo música para bodas en su país), reunida por el sello estadounidense Sublime Frequencies en recopilatorios como “Dabke 2020” (2009) y “Jazeera Nights” (2010).

Escúchalo en Google Play

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar