Welcome to Mali Welcome to Mali

Álbumes

Amadou & Mariam Amadou & MariamWelcome to Mali

8 / 10

Amadou & Mariam Welcome to Mali BECAUSE

Éste es un disco africano de música africana que aparece en una web que no es de músicas del mundo. Hay varias razones. Una es la cuota necesaria de investigación de sonidos africanos en el año en el que se confirma que es la nueva influencia cool de la música indie. Aunque eso no quiere decir que ahora ésta vaya a ser la web para consultar los últimos pasos de Salif Keita, o Toumani Diabate, que por cierto, colabora en este disco. Seguimos siendo blancos, occidentales y con un palo de madera en el coxis que nos resta movilidad para bailar. La otra razón se llama Damon Albarn. Ha producido “Sabali”, el primer single de este disco, una pequeña delicia de indietronica caliente que para muchos puede valer por un álbum entero. Pero no nos engañemos, “Sabali” no tiene que ver con nada del resto del álbum, además de que no se puede evitar que huela de lejos a un equivalente exacto de las maniobras caníbales que llevó a cabo David Byrne en los 80 cuando lo que tocaba era reflotar el sonido exótico del sur, pero el americano. Que Amadou & Mariam son un dúo auténtico, no lo duda nadie. Ciegos los dos, llevan prácticamente treinta años practicando una suerte de blues malinés cuyo principal mérito ha sido su mezcla con ritmos y texturas occidentales, asiáticas y latinoamericanas. En “Welcome to Mali” hay mucho más. Aparte de los antes citados, está el bajo encabritado (o la guitarra) de Keziah Jones y algo del polvo estelar que Manu Chao lleva repartiendo con ellos desde 2003 y su anterior álbum, “Dimanche a Bamako”, lo que hace que se crucen de nuevo el mbalax con el rock en “Welcome to Mali”, un disco que hace hincapié por igual en la pasión por la vida y en la denuncia de las injusticias de este mundo, y que pretende ser la mejor tarjeta de presentación de un dúo que ha encontrado el momento justo para llamar la atención de los chicos con camisetas de Sonic Youth o Vampire Weekend que se podían ver moviendo la cabeza en los barridos de cámara de la reciente actuación de estos últimos en la BBC. Por eso, “Welcome to Mali” trasciende lo propiamente musical para colocarse como primer volumen del asalto del África musical (y auténtica) olvidada a los charts de los clubes indies más selectos de Occidente. ¿Huele a chamusquina una maniobra así? Sin duda. Pero hace falta amor por este género para escuchar el álbum entero, o dicho de otra manera, aunque hayan contado con la colaboración y el mecenazgo de medio firmamento, salvo “Sabali”, el resto del disco es puro Amadou & Mariam sin adulterar, heterogéneo y transgresor por su repercusión, pero primitivo y disfrutable, e incluso, suficientemente vehemente como para aplaudir a sus autores por poder seguir aunando el olfato comercial con la mala uva después de tanto tiempo. Hay demasiados artistas occidentales, incluso jóvenes, que se van a mirar en este disco y se van a reflejar viejos, cansinos, y vendidos. Insisto en que la maniobra huele, pero debajo de ese tufo aún queda la pureza de unos de los autores más interesantes del África subsahariana. Ojalá que alguien aprenda la lección cuando los escuche cómodamente en un club de moda.

Jorge Obón

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar