Welcome To Condale Welcome To Condale

Álbumes

Summer Camp Summer CampWelcome To Condale

7.1 / 10

MOSHI MOSHI / APRICOT RECORDINGS

Este verano se ha ha dado una tendencia consistente en embalar canciones pop perfectas en oleadas y oleadas de reverb; melodías hornadas con cuidado, amenazantes tras poderosos muros de sonido. Pero esto aquí no ocurre. Summer Camp se muestran imperturbables y sus voces bellas y armónicas se pavonean en el primerísimo plano de la mezcla. Si tienes alguna habilidad o virtud, supongo que es totalmente lícito que te exhibas, y Elizabeth Sankey y Jeremy Warmsley tienen mucho de qué presumir.

“Welcome To Condale” se abre con la gloriosa “Better Off Withouth You”. Summer Camp saben cómo construir un estribillo radicalmente bueno y se aprovechan de sus calidades desde el primer momento. Todo aquí son palmas aceleradas y sintes florecientes, entretejidos con voces aéreas de una manera maravillosa. Todo son líneas sencillas dispuestas de la manera correcta. Al cabo de un minuto y medio el impulso de ponerse a bailar se hace irresistible (mi problema ahora mismo es que estoy en el metro, rodeada de gente, y si lo hago el efecto sería… raro). Pero no en casa.

La idea de “líneas sencillas dispuestas de la manera correcta” también sirve en relación a cómo trabajan con sus influencias. Mientras su EP de debut, “Young” (Moshi Moshi, 2010), consistía en un homenaje a sus recuerdos de las películas de John Hughes, “Welcome To Condale” amplía el campo de visión con una mezcla de pop spectoriano de los 60s, dream-pop de los 80s o de los comienzos del sello 555, todo ello en forma de canciones post-new wave, así como un cameo de Molly Ringwald en “My So Called Life”. El álbum está producido por Steve Mackey de Pulp, alguien que sabe sacar partido, sin contaminarlas, de las sensibilidades lo-fi de Summer Camp. Su manera de cantar sacarinada se hace borrosa a medida que las palabras avanzan, subrayando ideas que incluso quedarían bien en algunos discos de Pulp. En “I Want You” Sankey susurra cosas como “si pudiera besar ahora tus labios con todas mis fuerzas toda tu cara se volvería morada / podría escribir tu nombre con sangre en todas las paredes y tú saldrías en las noticias”, y lo hace con una ferocidad apática, mientras que en “Brian Krakow” Wamsley juega con frases como “no me importan tus sueños, te voy a destrozar hasta que se te deshagan las costuras”. La experimentación con la expresividad vocal que existe en “Welcome To Condale” impresiona, esa afectación dolorosa engancha; es un disco dirigido más a los perdedores en la vida que a los reyes del mambo.

“Down” es otro corte admirable: guitarras preñadas de fuzz, propulsadas por cajas de ritmos hacia alturas sintéticas. Las voces de Walmsley y Sankey se combinan de una manera hermosa en el estribillo y regresa el impulso por mover el cuerpo una vez más. Y aunque pueda parecer algo incongruente, la edición otoñal de este álbum de debut de Summer Camp llega en el momento oportuno. Las de “Welcome To Condale” son canciones que tratan sobre las ilusiones, y más que la banda sonora de un verano perfecto, lo que consigue es crear la atmósfera apagada y nostálgica de ese recuerdo.

Jessica Jordan-Wrench

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar