We Will Always Be We Will Always Be

Álbumes

Windy & Carl Windy & CarlWe Will Always Be

7.2 / 10

Lejos del cliché propio de un formato pop-rock-folk, Windy & Carl demuestran que es posible hablar con la misma densidad y cercanía de las relaciones de pareja, de sus encuentros y, sobre todo, desencuentros, a través de un lenguaje musical radicalmente distinto al convencional. Y este es uno de los grandes méritos de este dueto, artístico pero también sentimental, formado por Windy Weber y Carl Hultgren, que cuenta con una larga trayectoria a sus espaldas en el ámbito del drone, el ambient y el noise bucólico: extrapolar sus problemas de convivencia y sus conflictos emocionales a un discurso sonoro instrumental, planeador, de difícil acceso, en apariencia frío y distante.

“Songs For The Broken Hearted”, su anterior álbum y, hasta la fecha, la referencia más sólida de su trayectoria, era una compleja pero fascinante disertación sobre el amor y el desamor en la que ambos reflexionaban sobre las dos caras de una relación sentimental. Cómodos en esa dinámica de interiorización emocional, ahora entregan “We Will Always Be”, que si bien no resulta tan explícito en su exposición de las ideas y las situaciones, insiste en inmiscuirse con una mirada clara y muy franca en los vaivenes de una relación conyugal –¿la suya?–. De hecho, el disco está pensado, estructurado y desarrollado de manera tal que el oyente puede identificar distintos niveles de tensión emocional en consonancia con las distintas etapas que se pueden llegar a experimentar en cualquier convivencia sentimental.

No es casual que “For Rosa” y “Remember”, las dos piezas de apertura, transcurran en un plano sonoro de serenidad e idealización. Es el arranque, la sensación de que todo va a ir bien, belleza boreal, la voz de Windy asumiendo protagonismo para evocar los buenos momentos. Pero con “Spires” y “The Frost In Winter” ya es perceptible un enrarecimiento del clima, entra en juego la sensación de conflicto, que se agudiza en “Looking Glass” y “Nature Of Memory”, los dos pasajes más tensos y convulsos del álbum, aquellos que en cierto modo simbolizan el choque, las situaciones problemáticas. Superada esa fase de crisis, “The Smell Of Old Books”, de título muy significativo, y “Fainting In The Presence Of Lord” despiden este viaje con los dos momentos más notables y descriptivos de todo el disco. La interpretación es libre y personal, pero en su tristeza reconfortante parecen esconderse las claves del entendimiento, de los pactos tácitos de comprensión y superación de las adversidades. Es un final triste pero optimista, o al revés, quién sabe, pero ejemplar en su exposición abstracta, silenciosa y críptica de todo lo que puede sentirse y vivirse en el transcurso de una relación sentimental longeva.

Remember

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar