We Live On Cliffs We Live On Cliffs

Álbumes

Adam Haworth Stephens Adam Haworth StephensWe Live On Cliffs

6.8 / 10

Adam Haworth Stephens We Live On Cliffs SADDLE CREEK

Cuando la mitad de una banda decide lanzarse en solitario pueden pasar dos cosas: 1) que la mitad de esa banda tenga otras inquietudes (otro sonido en mente, se entiende) o, 2) que la mitad de esa banda quiera ir todavía un paso más allá en lo que la banda acostumbra a hacer. Bien, en el caso de Adam Haworth Stephens, la mitad de Two Gallants, está claro que su intención era la segunda, a juzgar por lo bucólico e intensamente sensible que resulta “We Live On Cliffs”, su primer largo en solitario. Alejándose lo justo del alt country lo-fi de raíz folk que bordan, desde sus inicios (allá por 2002) Two Gallants, Stephens ha dado un paso al frente, se ha quitado el sombrero, se ha enfundado sus tejanos rotos y ha escrito nueve canciones que más parecen nueve cartas de amor a las chicas que perdió, las oportunidades que desperdició y las botas que abandonó en la cuneta, que otra cosa. Sí, el bueno de Adam está dolido, y suena a la versión urbana de Mark Olson.

No, no hay ningún hit en el álbum a la altura de “Despite What You've Been Told”, momento cumbre del último disco de la banda, el estupendo y homónimo “Two Gallants” (Saddle Creek, 2007). ¿No? No. Sí, puede que “The Cities That You've Burned” sea poderosa, pero lo único que hace es coronar a ritmo de vodevil (pensemos en la fiesta de cumpleaños del vaquero triste, celebrada en un saloon poco concurrido) el epicentro de un álbum que explota la introspección de corte sentimental hasta sus últimas consecuencias ( “With Vengeance Come” es la versión épica y edulcorada de un Ryan Adams que hubiera olvidado que en realidad es un tipo duro). Sí, las hay eléctricas aunque contenidas (como “Elderwoods”, a punto para el despegue) y hasta intentos de sonar descaradamente a clásico (el arranque, “Praises In Your Name” es puro viejo country, de ahí que su voz suene ligeramente más aguda), pero sobre todo hay medios tiempos acústicos, baladas de vuelta a casa después de una cita ( “Heigths Of Diamond”) y luces que parpadean en la oscuridad (la muy Wilco “Southern Lights”).

¿Convence, pues, Adam? Digamos que lo intenta. Y que el intento esboza la figura de un tipo dispuesto a engrosar la lista de songwriters más o menos prolíficos (véanse Bonnie 'Prince' Billy, J. Tillman, y todos los demás), pero poco más. Porque en “We Live On Cliffs” hay momentos honestamente brutales como “Everyday I Fall” o el más pequeño “Second Mind”, pero también hay pasos en falso, o cortes que suenan extrañamente tropicales, como “Angelina”. Roza el notable, pero sólo lo roza. Si no vuelven, echaremos de menos a Two Gallants.

Laura Fernández

Adam Haworth Stephens - The Cities That You've Burned Adam Haworth Stephens - Your Witness

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar