No Way Down No Way Down

Álbumes

Air France Air FranceNo Way Down

9.1 / 10

SINCERELY YOURS

Cuando se trata de ambient o cualquier otro género aledaño lleno de pajaritos y tardes de sol es tan fácil caer en la cursilería que a veces se desdibuja la línea entre lo interesante y lo que está destinado a ser pasto de las terrazas menos imaginativas de Ibiza. ¿Cómo explicar entonces que estos seis temas sean capaces de devolver la fe en la tan manida electrónica soñadora? “No Way Down” es un EP tan versátil que te lo puedes encontrar clasificado con las etiquetas de downtempo, e incluso de horripilante chill-out, mientras que los más avispados discuten sin parar si Air France son o no dignos herederos de Boards of Canada, o si solamente son otro grupo más en la estela de The Gentle People . Ni caso. “No Way Down” está grabado en 2008 cuando el panorama es completamente otro; es una fiesta playera en el sur de Suecia, con su punto de épica refrescante, en contacto con una nueva manera de entender los ambientes y la psicodelia, beneficiaria del soft-pop de los sesenta y sí, de las mezclas desprejuiciadas que se hacen en Ibiza, pero no como un todo-vale, sino más bien con las ganas de investigar que tienen los que le han perdido el miedo a luchar por dignificar la herencia de unos sonidos que, no nos engañemos, ahora mismo están en el lado más denostado de las preferencias del público. Más bien, se podría decir que este disco encierra algo que podríamos llamar pop ambiental, una etiqueta ridícula como las demás, pero que nos sirve para entender de dónde viene y hacia dónde va esta música, inspirada por un exhaustivo enciclopedismo, rayano a veces en lo obsesivo, pero lista para ser consumida sin andar perdidos en experimentos extraños. O sea, que los de Gotemburgo hacen parecer fácil lo difícil. Y ésa es su virtud. Que si te empeñas en encontrar oscuridades, las encontrarás, pero tendrás que rascar muy profundo. “No Way Down” es la fiesta de unos que te han invitado a pasar y disfrutar de algo que estilísticamente es una anomalía en 2008, pero que a la vez no podría existir en otro momento, porque es un sonido maduro, reflexivo, original, y motivado por las ganas de vivir que da conocer el fondo del pozo.

Jorge Obón

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar