Vorleben Vorleben

Álbumes

Dustin O’Halloran Dustin O’HalloranVorleben

7 / 10

Dustin O’Halloran  Vorleben FAT CAT RECORDS

Las cartas encima de la mesa: un referente con renombre y peso específico en el ámbito neoclásico, ni más ni menos que don Dustin O’Halloran; otra figura ilustre del firmamento, Nils Frahm, al mando de las tareas de grabación; un escenario ideal, se diría que hecho a medida para estos menesteres, una iglesia de Berlín, para llevar a cabo la puesta en escena del proyecto; y una idea que se aleja de los convencionalismos de la industria, la de plantear un “grandes éxitos” en términos distintos de lo que es habitual, con la reinterpretación en directo, ante público, con nuevo espíritu y nuevos matices, de las mejores piezas incluidas en los dos volúmenes de “Piano Solos”.

Así se presenta “Vorleben”, a su manera un disco nuevo que tiene como principal finalidad y objetivo recuperar las grabaciones primerizas del norteamericano afincado en Berlín para aquellos que han descubierto su trayectoria a raíz del éxito y la espléndida acogida que ha tenido “Lumiere” y para consolar, también, a los que ya le seguían la pista desde la publicación en Bella Union de esos dos álbumes y querían justificar de alguna manera la compra de esta nueva referencia. En ambos casos hay motivos para sentirse satisfechos con la adquisición.

Para los primeros supone adentrarse en la faceta exclusivamente pianística de O’Halloran, que de hecho es con la que se empezó a dar a conocer internacionalmente. Si “Lumiere” era un álbum de ambición neoclásica en el sentido más amplio del término, con un rico dominio de los arreglos orquestales y un dinámico jugueteo entre el piano y una concepción expresiva de tintes maxrichterianos, “Vorleben” se refugia en el minimalismo y la soledad del piano para invocar el espíritu de Satie y otros referentes cortados por un patrón similar. O’Halloran aúna técnica y emotividad en una colección de partituras breves, frágiles y delicadas que se suman con buenas maneras al vagón de cola de los “discos a piano”, etiqueta que empieza ya a trascender la anécdota para convertirse en un género en sí mismo en la actualidad.

Y para los que ya estaban familiarizados con el material, “Vorleben” es suficiente reclamo, pues O’Halloran pone esmero e intención en la idea de transmitirle nuevos matices a las composiciones y revitalizarlas incluso para los que ya las tenían muy por la mano. Se mantienen reconocibles y muy fieles a las originales, pero la acústica del directo y la evolución como pianista de Dustin, pero también como músico y compositor, llevan a nuevos territorios unas piezas que siete y cinco años después, respectivamente, conservan intacto su melancólico encanto.

Julio Pardo

“Opus 54”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar