Voices Of Packaged Souls Voices Of Packaged Souls

Álbumes

Suzanne Ciani Suzanne CianiVoices Of Packaged Souls

7.2 / 10

La historia oficial de Suzanne Ciani nos decía hasta hoy que su debut discográfico había llegado con “Seven Waves” (1982), aquel LP de electrónica romántica, de oleadas gentiles y de cadencia suave rodeadas de melodías en tirabuzón que simulaban el ritmo del mar y el nacimiento de Afrodita de entre su espuma, que prefiguraba la edad más ilustre de la new age americana tras haber dedicado los años previos a los sonidos de laboratorio y la construcción de texturas –a partir de un modelo modificado del sintetizador Buchla– para publicidad y videojuegos. Aquel trabajo previo de Ciani, para marcas como Coca-Cola o Atari –los primeros sonidos que reproducían la apertura de una lata y el vertido del brebaje, o los láseres para matar marcianos en un Arcade, venían de su estudio– es el que ha recogido este año el sello Finders Keepers en la antología “Livixation”, en la que por primera vez aparecían en vinilo aquellos sus primeros experimentos que, aunque no reescribían la historia –pues era información conocida y documentada; la novedad de “Livixation” era que permitía escuchar lo que hasta entonces sólo conocíamos por el programa de Ramón Trecet o por YouTube–, al menos permitía contextualizarla mejor.

Sin embargo, hay una historia aún más remota de Suzanne Ciani que no viene consignada ni en la rigurosa base de datos de Discogs. “Voices Of Packaged Souls” se planchó en 1970, cuando ella había concluido sus estudios de electrónica en paralelo a los de solfeo –nada menos que con Max Matthews, el hombre que hizo cantar a una máquina por primera vez e inspiró la ‘muerte’ de HAL 9000– y pasaba las noches en la emisora de radio KPFA de Berkeley, California, con un moderno equipo de cintas, osciladores y sintetizadores primitivos a la manera del lujoso estudio de la BBC en el que trabajaban Delia Derbyshire y otros pioneros de los efectos de sonido y la library music. Allí, aburrida y sola, Suzanne Ciani hizo ruidos, manejó controles, diseñó un mundo abstracto y concluyó una pieza de música –que, a tenor de la vida, trata sobre los sonidos del cuerpo humano, de sus sentimientos y sus defectos: el amor, una nariz que se despelleja, el crecimiento de los huesos, la caída del cabello–, pieza que se utilizó en una exposición de arte en Bruselas, en la Galerie Withors durante el mes de junio de aquel 1970 y que se acabó editando en disco. Su primer disco. Limitado a 50 copias, ni una más, ni una menos.

Así pues, antes de “Seven Waves” y lo que vino después –sobre todo “The Velocity Of Love”, cuando Ciani ya definitivamente empezó a recuperar el piano como instrumento de expresión favorito, decidió cambiar lo experimental por el impresionismo de trazo leve y se lanzó de lleno a la despreocupación burguesa de la música N.A. más light–, hay una Ciani radical que reclama su lugar en la historia entre las verdaderas pioneras de la electroacústica primitiva, a modo de equivalente californiana de las Daphne Oram y Delia Derbyshire recientemente reivindicadas. El repress de Dead-Cert –nuevo sello fundado por Andy Votel y Demdike Stare para reeditar materia oscura– está limitado a 500 copias y reproduce fielmente el diseño original en Liquid Sounds Records, con esa portada plateada, brillante, dibujada en tinta negra impresa que parece que en cualquier momento se vaya a difuminar y arruinar el objeto. El interior consiste en dos suites extensas en las que Ciani utiliza los recursos a su alcance –longitudes de onda vibrantes, como si practicara un remake de la banda sonora de “Forbidden Planet”, abundancia de voces manipuladas electrónicamente de las cuales utiliza palabras o números dispersos en la grabación y que dan unidad conceptual a todo el disco, zumbidos y otros intentos de extraerle el alma a la máquina– para conseguir un meticuloso tapiz de sonidos sintéticos que hoy nos suenan superados, lógicamente, pero que en su momento debieron ser completamente alienígenas.

La importancia de discos así está en que consiguen hacer justicia a personas maltratadas de manera irresponsable. Aunque sus discos de los 80s –y, sobre todo, los de los 90s, a partir de “Hotel Luna” y la serie “Pianissimo”– sean de una ligereza naïf que empaña en cierto modo su labor de pionera que hoy tanto se reivindica, Suzanne Ciani siempre ha merecido respeto por su trabajo durante los 70s, una mancha que antes se podía tolerar por desconocimiento pero ya nunca más –en ese sentido, su lavado de imagen es aún más poderoso que el de Jean-Michel Jarre al recopilar sus trabajos electroacústicos previos a “Oxygène” en su última antología, “Essentials & Rarities”–, y que incluso anima a esperar, de sus próximos discos, algún regreso al origen, un olvido del piano y el sintetizador decorativo y un incremento de zumbidos y texturas crujientes. De todos modos, no lo esperemos: Ciani ya ha anunciado que su próximo trabajo estará inspirado en unas vacaciones increíbles que pasó el año anterior en Venecia. Lo cual, quieran que no, también tiene su aquél, porque Venecia mola.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Allende mi abuelo Allende

Actualidad

"Mi abuelo, Salvador Allende, usaba el humor como arma de seducción"

¿Cómo era realmente uno de los mayores mitos de la política latinoamericana?

leer más
sueño

Actualidad

Este libro conseguirá que te duermas en menos de media hora

El conejito que quería dormirse es el libro más vendido en Amazon en Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania y España

leer más
Ester Quintana

Actualidad

Un documental reabre las heridas de la pesadilla policial en Barcelona

Su caso ha originado el primer juicio por uso de balas de goma en el estado español

leer más
abeja

Actualidad

Esta avispa podría ser la cura más inteligente contra el cáncer

Los científicos se declaran "sorprendidos" por su rapidez y efectividad.

leer más
Martin Schibbye & Johan Persson

Historias

438 días en el infierno: acusados de terrorismo por querer documentar la verdad

Los periodistas suecos Martin Schibbye y Johan Persson fueron condenados a 11 años de cárcel en Etiopía bajo la acusación de colaborar con el ...

leer más
refugees

Actualidad

Esto es lo que hacen los partidos políticos por los refugiados

Esto es lo que hacen los partidos políticos por los refugiados

leer más
natalie

Historias

Natalie Westling, la modelo con cara de niña que da miedo

Del skate a la pasarela.

leer más
bitcoin

Historias

De geek apaleado a estafador de geeks: auge y caída del gran capo de Bitcoin

En febrero de 2014, más de 500 millones de dólares en bitcoins desaparecieron de Mt. Gox, el portal de intercambio de bitcoins regentado por ...

leer más

cerrar
cerrar