Vigila el fuego Vigila el fuego

Álbumes

Lidia Damunt Lidia DamuntVigila el fuego

6.4 / 10

Si se le pone a un gringo el último disco de Lidia Damunt, quitando nada más la voz, pensaría que está ante un disco grabado en el delta del Mississippi. Bastaría incluso con escuchar el primer minuto de “ Lengua De Lava”, la canción que abre el logrado “Vigila El Fuego”. De hecho, ese sabor fronterizo se puede degustar hasta en las letras, con referencias a sombreros, acampadas bajo las estrellas, trenes y minas. Hasta ese fuego del título, que hay que vigilar y mantener vivo, evoca otro tiempo y otro lugar, a años luz de la Suecia en la que se ha instalado Damunt.

No es que el cambio de registro haya sido radical, porque la compositora siempre ha tenido una especial querencia por este tipo de sonidos, pero es ahora cuando Damunt ha alcanzado su cenit: no suena tan amateur como En La Isla De Las Bufandas ni tiene esa producción cercana al rock y a ratos artificial de En El Cementerio Peligroso. Canciones como “Somos Islas Mágicas” dan buena fe de ello: más sofisticadas pero a la vez más limpias y pulidas, con unas guitarras que no quitan protagonismo a la melodía ni a la voz de Lidia, pese a estar presentes.

Grabado y producido por Hidrogenesse en Barcelona, su influencia se deja ver en esa cuidadísima producción, llevada al detalle y tratada con mimo: cajas de ritmo de los sesenta, autoharpas y mandolas se dan la mano con las guitarras eléctricas, consiguiendo discretos pero decisivos detalles en canciones como “Ay Pena” y “La Escritora”. Mención aparte merece “Sueño Contigo”, la versión del clásico de Don Gibson interpretada por Patsy Cline y que pone de manifiesto la madurez vocal de Lidia Damunt y su capacidad para hacer frente a otros registros más arriesgados.

Tres años han pasado desde que la ex Hello Cuca publicara su último disco, pero la espera le ha sentado bien a la cantante de origen murciano, que ha logrado facturar un sonido más pulido, definido y tremendamente evocador. Con “Vigila El Fuego” hace suya la máxima de menos es más, y se consolida como una de las figuras más peculiares del pop español.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar