Versions Versions

Álbumes

Zola Jesus Zola JesusVersions

7.7 / 10

Hay artistas ambiciosas y luego está Zola Jesus. La americana ha mantenido una trayectoria sólida y ascendente desde que la conocimos en 2009, y a pesar de contar con sólo 24 años. Lejos de conformarse con poco, Nika Roza Danilova es de esos músicos que creen que aún están ante su gran obra, como nos reveló en una entrevista hace cosa de un año. Y hay mucho de cierto en ello, pues con cada disco ha intentado expandir los límites de su discurso, mejorar lo ofrecido en anteriores entregas. Tras el aclamado “Conatus”, ahora llega un álbum que sin duda es una prueba más de su ambición. Atrevido como pocos, “Versions” surge de la colaboración entre Danilova y J.G. Thirlwell (más conocido como Foetus, un innovador del movimiento industrial reconvertido a las bandas sonoras), que juntos decidieron ver cómo sonaban las canciones de ella con un cuarteto de cuerda, el Mivos Quartet. Así nació una actuación muy especial en el museo Guggenheim de Nueva York en la que reinterpretaron el cancionero de Zola Jesus (por cierto, este otoño los mismos protagonistas saldrán juntos de gira para hacer lo propio). Pese a ser una artista solista, Danilova nunca ha sido reacia a colaborar con terceros, prueba de ello es su álbum con Former Ghosts o las canciones de M83, Fucked Up y Orbital para las que ha prestado su voz. Pero ésta es sin duda la colaboración más sonada hasta la fecha.

Lo que más sorprende de este “Versions” no son precisamente las cuerdas, sino el registro vocal que adopta Zola Jesus ya desde el principio. Es curioso porque, volviendo a la entrevista anteriormente mencionada, la artista reveló que “tiene un registro amplio pero que está asustada de utilizarlo porque su pasado como vocalista de ópera y música clásica aún le provoca mucha ansiedad”. Pero aquí suena menos amenazadora y más dulce, como una vocalista, digamos, convencional. Esto no tiene nada de malo. Le aporta un halo vulnerable que le va que ni pintado entre la espléndida instrumentación. Funciona como un excepcional contrapeso a las cuerdas y se puede entender, quizá, como una manera de aligerar el discurso, de que la música suene menos grandilocuente y más emocional de lo que a priori cabría pensar. Otro de los aciertos es que la mano de J.G. Thirlwell no se nota demasiado. Esto es un disco de Zola Jesus desde el primer segundo. Quizá donde sí se hace más patente la presencia de Foetus es en “Fall Back”, lo mejor de este álbum y la única pieza nueva que han compuesto para la ocasión. Es donde más se evidencia el uso de la electrónica, que casa a la perfección con unas cuerdas que parecen estar sacadas de una canción de Owen Pallett. Es uno de esos típicos números súper climáticos que a Danilova parece que le salgan sin apenas esfuerzo, un corte que en “Conatus” hubiese brillado con luz propia. La manera en la que la artista repite desesperadamente el verso “I would do anything to be the one with you” pone los pelos de punta.

Como decíamos antes, la presencia del Mivos Quartet no es ni mucho menos lo mejor de “Versions”, especialmente porque el violín ya había hecho acto de presencia con anterioridad en la obra de Zola Jesus (de hecho, en la gira que la vio pasar por el Festival Internacional de Benicàssim 2012 la americana llevaba una violinista). Con todo, hay momentos sumamente catárticos en los que sólo con cuerda y la magnética voz de Danilova conseguimos llorar de emoción, como es el caso de “Hikikomori”, otro de los hitos de este álbum. Como en “Fall Back”, hay otros momentos en los que la electrónica hace más o menos acto de presencia. Esta es testimonial en la casi arabesca nueva versión de “Run Me Out”, uno de los grandes hits de la artista. En la siguiente pista, “Seekir”, los teclados tienen más protagonismo, pero aquí la gracia está en ver cómo Zola Jesus se ha desprendido del rastro sintético para dar una nueva vida a sus canciones, que funcionan sorprendentemente bien sin la propulsión de los sintes. La belleza de su música siempre ha residido en la búsqueda del equilibrio entre la luz y la oscuridad, pero parece que esta vez sus producciones han caído del lado de la luz por el majestuoso uso que se hace de la parca instrumentación. “Versions” es, en definitiva, un nuevo paso adelante, firme y decidido, y a la vez un buen ejemplo de que Danilova ha sabido entender las posibilidades que residen en el maridaje entre pop y clasicismo.

Escúchalo en Google Play

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar