Vell Vagranz Vell Vagranz

Álbumes

Funckarma FunckarmaVell Vagranz

7 / 10

Funckarma  Vell Vagranz N5MD

Tras dos años dejando en barbecho a su proyecto más conocido, los hermanos Don y Roel Funken parecen haber hecho síntesis de las investigaciones realizadas en otros estilos a través de proyectos paralelos como Shadow Huntaz, Automotive o Scone para presentar su colección de cortes más variada; sin renunciar a esos ambientes oscuros y tensos que ya conocen sus seguidores.

Funckarma surgieron desde La Haya en 1999 mezclado los mundos de la IDM y el dub con estética hip hop de forma similar a como Funkstörung lo hacían. Desde entonces varios EPs, álbumes y contribuciones a recopilatorios han ido dando cuenta de cómo su estilo iba enriqueciéndose a base de acumular influencias. “Bion Glent” (Sublight, 07), había sido hasta ahora su último álbum, pero como ya he comentado los Funken no han parado en estos meses, sumando a sus aventuras paralelas el CD ambient “Psal Dymog”, lanzado en Japón por el sello Symbolic Interaction a principios de 2008.

“Vell Vagranz” al principio parece el típico disco de mal rollo. El arranque con la autechriana “Woodfaced” enseña su lado más rocoso. “Kinnex”, en cambio, sabe compensar sus beats rotos y su ronroneo ácido con una melodía cantada de aires espectrales. “Magaz Stinged” apuesta por lo instrumental haciendo de intro para “Fraid Shim”, drum’n’bass sucio como el de Squarehead. Siguen avanzando las canciones por esas coordenadas –sumándole los murmullos ambient de “Ketayseam”- hasta llegar a uno de los momentos más dramáticos de la grabación, “Darker Days”, en el que parece querer jugar con la ingravidez de Miles Davis. Cuando terminas sus quince cortes está claro que no das saltos de alegría, pero sí que has pasado por distintos estados de ánimo y has conseguido meterte en las distintas atmósferas sonoras que se han ido sucediendo. Sus pinceladas dubstep, son quizás las únicas que le sacan de esos aires de atemporalidad que en definitiva son los que dan tanta solidez a una obra a la que deberían abstenerse no iniciados.

Alberto Rahim

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar