Vantaa Vantaa

Álbumes

Vladislav Delay Vladislav DelayVantaa

7.9 / 10

RASTER-NOTON Cuando se anunció el ingreso de Vladislav Delay en la familia Raster-Noton –y aún tenemos que ver si hay compromiso de permanencia por ambas partes o es sólo una aventura de una sola noche–, parecía como si el finlandés quisiera potenciar su lado más espinoso y arisco, profundizando en el uso de glitches tallados como piedras preciosas y de texturas enrarecidas, que dan la sensación de bucear sin oxígeno en aguas profundas, con mucha presión alrededor. Incluso los dos temas de avance que se difundieron vía Vimeo – “Narri” y “Lauma”– abundaban en beats inexactos, casi atropellados, muy en sintonía con el techno-no-techno que en el sello alemán llevan tiempo afinando sus fundadores, Byetone, Alva Noto y Frank Bretschneider. Resultaba extraño que después de una década larga hechizando al personal con discos incorruptibles como dedo de santo –éste es el décimo de Sasu Ripatti como Delay, sin contar los de Luomo, Uusitalo, Sistol, etcétera–, ahora se dejara el hombre influenciar por el ambiente y le diera por recoger sumisamente la pastilla de jabón. Falsa alarma: en efecto, están ahí los ocho minutos pedregosos de “Lauma”, el nexo entre Vladislav Delay y Uusitalo a unos 180 bpm violentos que suenan más a perforadora/tuneladora que a música de baile, pero en esencia, “Vantaa” responde a lo esperado y deseable.

Quiere esto decir que el grueso del CD consiste en atmósferas ora tenues, ora viscosas, por las que uno se desliza sin saber si está entrando en los reinos del sueño o en un país de pesadillas. Hay hacia el final de “Vantaa” una recuperación puntual del primer Delay que grababa en Chain Reaction y superponía capas de ruido a una espesa maraña de bajos de influencia jamaicana – “Levite”, que si se lee en español y en forma imperativa del verbo levitar, parece como titulado ad hoc–, pero a lo que más se parece en el grueso del recorrido este disco es al tenebroso “Demo(n) Tracks” (2004): a un paso del caos o cerca de una zona helada, explorando espacios ambientales anchos, abiertos, sin apenas vida, como esos paisajes polares que ahora debe observar desde su ojo de buey –recordemos que Sasu volvió a Finlandia, a una pequeña isla frente a la costa allí donde el sol no aparece durante seis meses, y dejó atrás el bullicioso Berlín–. El comienzo del disco –y el comienzo quiere decir los primeros 25 minutos, los que suman “Luotasi”, “Henki” y “Lipite”– es como mirar icebergs flotando lentos y regios en lontanaza; a veces estalla un géiser islandés a pocos metros de allí, como esas micciones que se atascan y van saliendo los chorros interrumpidamente y con presión, proyectados contra la loza como un misil, en forma de beat aislado o aumento del volumen que intensifica la sensación de abandono. Pero en esencia, “Vantaa” es otra lección de ambient inconformista. Puede parecer, a primer vistazo, que Ripatti se acomoda en su fórmula y que la rompe sólo a ratos para marearnos con una turbulencia technoide que trepana un rato el occipucio para luego volver al masaje de sienes, pero eso sería así si se conformara con crear el efecto de contemplación boquiabierta de un paisaje imponente –algo en lo que hace tiempo que ha caído Brock Van Wey, alias Bvdub, aunque sus discos sigan siendo una droga adictiva, peor que un chute–. Vladislav Delay modula su laguna de audio para que se pase de una sensación a otra en pocos segundos, del calor protector al frío violento, del ataque de belleza al miedo al abandono en un terreno climatológicamente hostil. “Kaivue” es un cierre ejemplar en ese sentido, porque es el clásico viaje dual de Vladislav Delay, agradable en apariencia pero que deja una sensación de turbación, casi de suave mareo, cuando ha concluido la pieza y que aún retumba cuando ha concluido el disco y sólo ha quedado un silencio pesado. Así, el logo de Raster-Noton en el lomo del CD lo que viene es a ponerle la guinda al pastel, a darle un plus de prestigio añadido a un álbum que no sólo no desmerece, sino que amplía, la leyenda helada de Vladislav Delay.

Javier Blánquez

Lauma (excerpt - original length 8:29) - Vladislav Delay from Antye Greie on Vimeo.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar