Vagabundos Vagabundos

Álbumes

Luciano LucianoVagabundos

6 / 10

La irrupción de Luciano en el panorama de la electrónica underground principios de la década de los 2000 estuvo indefectiblemente ligada a la creación de su sello Cadenza, que rápidamente se convirtió en uno de los grandes baluartes del por entonces emergente sonido microhouse. El sonido de sus primeras producciones le definió como un productor de trazo fino, casi puntillista, con un talento único para los ritmos de textura líquida y las atmósferas de negrura narcótica. Así fue como, gracias a lanzamientos ya míticos como “Orange Mistake” u “Octogonal”, el chileno-suizo ascendió con todo merecimiento a la primera división del baile europeo. Un crecimiento al que no fue ajeno Cadenza, que se convirtió en agencia de booking y cuya expansión como marca culminó en 2010 con la residencia de su fiesta Vagabundos en Pacha Ibiza. Noches de desenfreno hedonista y mercadotecnia a la manera de Cocoon (disfraces, bailarines exóticos y sombra de ojos incluidos) que ahora Luciano inmortaliza en su nueva sesión de estudio.

Si la primera etapa de Luciano, la de los microrritmos, el amor por la textura y los ambientes embrujados, quedó reflejada en su aportación a la serie de mixes Fabric en 2008 –el suyo fue el volumen 41–, een sta nueva entrega se proyecta el cambio de códigos inherente al hecho de tener que adaptarse a jugar en una nueva liga, con una mayor exposición mediática y, por ende, de cara a públicos mucho más amplios. Esto, a nivel sonoro, se traduce en significativos cambios a diversos niveles. En primer lugar se sacrifican los infinitos matices rítmicos en favor de la pulsión del tech-house de batalla. Del mismo modo, donde antes la hipnosis se buscaba por la vía de la profundidad, aquí llega motivada por la homogeneización de las formas. Otro detalle revelador es el uso de las voces, habitualmente manipuladas y alienantes en sus producciones, pero que aquí aparecen en encarnaciones mucho más diáfanas y endulzadas. Todo ello, claro está, juega en favor de la vocación aglutinadora del mix, pero, en cambio, le resta atractivo para los que se enamoraron del sonido de Luciano precisamente por su atención casi enfermiza hacia el detallismo sonoro.

Del mismo modo en que las fiestas Vagabundos se caracterizan por la indiscutible calidad de sus carteles (Moodymann, Theo Parrish, Carl Craig o DJ Koze son habituales), Luciano sigue manteniendo un olfato fino como selector y así lo corrobora la inclusión de nombres como Nicolas Jaar, Moritz Von Oswald, Tricksi o Adam Marshall en el tracklist. Buenos ingredientes mezclados aprovechando las bondades del software digital (en algunos casos suenan hasta cuatro cortes a la vez), pero que acaban dando como resultado un mix excesivamente plano y falto de componente narrativo alguno. Aunque esto seguramente queda muy lejos de las intenciones de un lanzamiento que, a fin de cuentas, lo que pretende es reflejar lo que se escucha en Pachá las noches de domingo entre junio y septiembre. Un propósito muy concreto que es posible que lleve al hastío al oyente que busque algo más que munición para calentar los oídos de camino el club, pero que sin duda colmará las exigencias de cualquier alma fiestera con un buen soundsystem en el coche.

Luciano - VAGABUNDOS - CAL009 - Sample1 by Cadenza Music

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar