Urban Ethics Urban Ethics

Álbumes

Digital Mystikz Digital MystikzUrban Ethics

6.9 / 10

DMZ

Coki y Mala fueron juntos al colegio, intercambiaron cintas de música, se pegaron patadas jugando a fútbol, comenzaron a producir, se erigieron como colectivo, más tarde como sello y, de repente, empezaron a crear (que no publicar) por separado. No se sabe exactamente cuál fue el momento de la escisión. La anterior referencia antes de este “Urban Ethics” podría dar una pista sobre esta separación de la pareja (jamás nulidad matrimonial o divorcio, el propio Mala nos lo dejó claro hace algunos meses en esta entrevista). “Education / Horrid Henry” ejemplifica en versión resumida lo que le ocurren a “Return II Space” y a este “Urban Ethics” si se los contrapone o compara. No son como el agua y el aceite, porque pese a ser muy diferentes no llegan a repelerse. Pero son como la miel y el vinagre: contrastes brutales que pueden mezclarse para presentarse ligados. Ni “Education” ni “Horrid Henry” aparecen en los respectivos LPs de Digital Mystikz pero sintetizan la línea estilística que ha adoptado el dúo a la hora de trabajar por separado. Y aunque ellos se empeñen en mantener la entidad Digital Mystikz inquebrantable, aunque conserven lazos en el trasfondo creativo, los imaginarios de ambos artista, los campos que exploran en el proceso productivo y el resultante están en órbitas totalmente diferentes.

“Horrid Henry” era la expectativa de este “Urban Ethics” hecha canción. Con la vigésimo primera referencia de DMZ, Coki reaparecía para añadir a la entidad musical la dosis de agresividad y psicosis que Mala había obviado en “Return II Space”. En un año en el que el wobble ha sido vilipendiado desde prácticamente todos los altavoces (de forma justificada en la mayor parte de las ocasiones), Dean Harris estaba llamado a ser uno de los pocos capaces en devolverle algo de dignidad. Y la expectativa se cumple en parte, pues no todos los cortes de estos tres vinilos siguen la estela brillantemente salvaje de “Horrid Henry”. “Old Hope” y “Serious” apelan a la filia jamaicana extrema de la que siempre ha hecho gala Harris (la misma que le hizo irse hasta Jamaica para traer el vocal de “Anti War Dub”, ese himno donde los haya). Con un concepto de canción más próximo a fumarse un bong en el Rototom Festival que a partirte el cuello en una rave, la línea que cogen estos dos temas dentro del conjunto del LP casi chirría. Si lo que quería Coki es demostrar que él, como su compañero Mala, también puede abstraerse e ir más allá de las producciones pensadas para la pista de baile, lo ha conseguido. Pero el resultado, en cuanto a calidad está lejos de los resultados de Mala, pues tanto “Old Hope”como “Serious” no consiguen llamar la atención de tu tímpano, quedándose en música fácilmente ignorable (a no ser que te pierda la tradición dub).

Obviando estas dos piedras, Coki repite el éxito de Mala en el sentido de que ha conseguido mantener el sonido tan cercano a 2003 como a 2015. Temas como “Shock It” o “It” están a la altura de las perlas de “Return II Space” como “Eyez” o “Mountain Dread March”. Aunque menos místico que Mala, Harris también es capaz de dominar los subgraves para metértelos entre pecho y espalda, abstraerse del continuum hardcore y parir piezas tan alienígenas como disfrutables. Y en ese sentido, el punto álgido del álbum está en “Animal”, un ejercicio de dominio de la distorsión y la segregación de adrenalina. Bien podría ser el ave rapaz de la portada, batiendo sus alas y persiguiendo a la presa en mitad de la noche. Sin embargo, al contrario que el álbum predecesor, éste se te hace corto, se queda escueto, no sólo en cantidad –ni en calidad, pues tampoco es la palabra– sino en mensaje, contenido, carga emocional o como quieras llamarle a la capacidad de los músicos para plasmar lo intangible. Digital Mystikz, como decía Mark Lawrence, es una devoción y la entidad es inquebrantable. Si fueran pareja de dobles en tenis, la compenetración en la pista sería magnífica. No obstante, a Mark Lawrence no le romperían el saque nunca mientras que a Dean Harris se le colaría alguna que otra bola cruzada subiendo a la red.

Mónica Franco

Digital Mystikz - Intergalactic{youtube width="100%" height="25"}NWPq_QJDNvM{/youtube}

Digital Mystikz - Robotnik{youtube width="100%" height="25"}jwQReeqteOs{/youtube}

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar