Uphill City Uphill City

Álbumes

I Am Robot and Proud I Am Robot and ProudUphill City

7.5 / 10

DARLA

Si tuviera que haber un lugar donde fueran a parar todas esas piezas de juguetes que con los años perdimos entre el pelo de una moqueta, detrás de los muebles del salón y en la oscuridad bajo la cama estoy convencido de que sería una canción de I Am Robot and Proud. Partes de plástico que al desaparecer convierten en algo completamente inservible cualquier regalo de Navidad y que ahora imagino haciendo sonar cada uno de los diez temas de “Uphill City”, un álbum que Shaw-Han Liem (el hombre detrás del robot) entiende como una respuesta al desafío de (sobre)vivir en la gran ciudad. Shaw-Han pasa buena parte del día rodeado de toda clase de máquinas en su apartamento de Toronto. Allí monta ritmos parpadeantes hechos con permutaciones electrónicas, con guitarras y teclados secuenciados. Un complejo proceso de trabajo que, sin embargo, da como resultado una música de apariencia infantil, casi naíf, hipnótica y adictiva. El sonido de “Uphill City” no se distancia de la senda que abrieron “Grace Days” (Catmobile, 03) o “The Electricity in Your House Wants to Sing” (Darla, 06), pero suena más ajustado, incluso más pop (más compacto y dinámico, con menos rodeos, especialmente en el tema que da nombre al disco). Canciones como “Something to Write About”, “Making a Case for Magic” o “Storm of the Century” (en realidad todas) siguen empeñadas en parecer cualquiera de los electrodomésticos de aquella película de Jacques Tati. Son máquinas que hablan entre ellas. Son simpáticas. Parecen moverse y sonar solas, sin nadie que las programe. Siempre de buen humor.

Juan Monge

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar