Until Until

Álbumes

One Little Plane One Little PlaneUntil

9 / 10

TEXT

Nunca esta de más tener buenas conexiones en el mundo de la música si se esta dispuesto a triunfar. No hay nada como tener amigos encumbrados en la escena en la que uno se mueve para que todo vaya rodado. Aunque, la mayoría de las veces, por muy bien apadrinado que vaya alguien, se acaba uno dando cuenta que el gato no es liebre. En el caso de Kathryn Bint no hay engaño, simplemente ha tenido la suerte de ir a toparse con la gente adecuada, dejando que amistad y talento se amalgamaran un día para dar forma a One Little Plane. Originaria de Chicago se mudó a Londres en el 2003 donde conoció a Kieran Hebden ( Four Tet), con él que empezó a grabar en el 2005. No es de extrañar entonces que su debut lo publique él en su propio sello. Hebden ha producido en el pasado a gente como Foals, James Yorkston y a Beth Orton con la que guarda cierto paralelismo en cuanto a sonido ya que al igual que Beth, tiene un pie en la tradición folk y pop, y el otro en la electrónica. Poblado de guitarras eléctricas y acústicas, teclados, melódica, y sampleos, “Until” es un disco delicioso de principio a fin. Despega con el sigilo, de “Rise”, una canción en la que caballos y amaneceres se encuentran en deltas fluviales. Una apertura que no hace más que alertar de las maravillas que están por venir con “Nobody Out There”, donde entre palmas y cencerro, su voz doblada, prepara el corazón para el escalofrío del folk frágil de “Make me”, para luego acabar de darle un vuelco con “Sunshine Kid”, una declaración de amor de esas que secretamente desea toda la población masculina aunque pretendan hacerse los duros. Sin duda, un hit en potencia, pop pop pop. El resto del disco mantiene su coherencia y su personalidad, excepto en “Lotus Flower”, donde las baterías recuerdan mucho a Four Tet, y curiosamente, traen ecos de Feist, y del “C’mon Miracle” de Mirah, aunque esto no es malo, sino todo lo contrario. “Until” es la banda sonora perfecta para el verano, un disco de esos que si se olvidan o se pierden se tienen que comprar de nuevo, como ha hecho Colin de Radiohead quien la recomienda desde su web.

Claudia Ortíz

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar