Unmap Unmap

Álbumes

Volcano Choir Volcano ChoirUnmap

6.6 / 10

Volcano Choir  Unmap JAGJAGUWAR / POPSTOCK!

Desde que el año pasado Bon Iver nos impactara como un bolazo de nieve en plena cara con “For Emma Forever Ago” (4AD, 2008), la vida artística (y también la personal) de Justin Vernon ha sido objeto de pesquisas dignas de esa majadería llamada “Hormigas Blancas”: recuperamos los discos descatalogados de su anterior banda, los anecdóticos DeYarmond Edison (“DeYarmond Edison”, 2004; “Silent Signs”, 2005), hasta nos descargamos el EP nunca publicado construido alrededor de “Song For A Lover A Long Time Ago” (2006); también tuvimos que recurrir a la piratería para conseguir un duplicado digital de una de las 100 copias de los dos fantásticos LPs previos autoeditados a su nombre ( “Self Record”, 2005 y “Hazletons”, 2006); seguimos la pista a sus antiguos compañeros que le pegan ahora al freak folk bajo el nombre de Megafaun –estoy seguro de que más de uno se ha quedado con ganas de ir este verano en peregrinación hasta la dichosa cabaña de las montañas de Wisconsin donde “For Emma…” se grabó– y el 21 de septiembre corrimos a nuestra tienda de cabecera para hacernos con una copia de “Unmap”, disco de debut de Volcano Choir, esta efímera colaboración entre los también nativos de Wisconsin Collection Of Colonies Of Bees (a los que habrá que hacer una “ auditoría de seguridad” a partir de ahora) y nuestro Justin.

Formado por canciones antiguas (algunas de hasta 2005) que el “éxito” de Bon Iver (el entrecomillado no puede hacernos olvidar que “For Emma Forever Ago” ha sido disco de oro en el Reino Unido) obligó a aparcar hasta el pasado mes de noviembre cuando Vernon se pasó por el estudio de su hermano en Fall Creek, en Wisconsin, claro. “Unmap”, no lo vamos a negar, peca de la inconsistencia intrínseca al carácter efímero de todo el proyecto. Es, a todas luces, un disco que lleva la etiqueta “sólo para completistas” adherida desde el principio: ni siquiera va a haber una gira conjunta en la que estas canciones se defiendan en directo. Lo que es una pena porque varios temas podrían estar perfectamente en el disco de la cabaña de Bon Iver: acústica folk y enfoque gospel en las voces, como la inicial “ Husks And Shells”; el falsete religioso y el crescendo percutivo de “ Sleepymouth”; y el himno final “ Youlogy”, tres canciones que ligan muy bien con la inquietante y gélida portada. Mientras que otras, sobre todo la impresionante “ Islands, IS” (que aún se puede descargar gratuitamente en la página del sello) parecen abrir nuevos caminos –electrónicos, pop…– a la increíble voz de Vernon (pese a algunos dejes a lo Chris Martin de Coldplay que habrá que extirpar y mantener a raya con la medicación adecuada). O también caminos directamente gloriosos como en la difícil, pero maravillosamente caótica y digna de Robert Wyatt Mbira In The Morass”.

Desafortunadamente, poco más hay que llevarse al oído en este disco, que habría quedado más que bien como EP, pero que naufraga como LP: sobra el dubitativo instrumental con suspiros “ Dote”, la hippiosa y desenfocada “ And Gather”, la pesada, aunque breve, “Cool Knowledge” y sobre todo, el vocoder inicial de “ Still”. En este caso, la etiqueta “disco de retales” se impone a cualquier otra consideración estilística.

Half Nelson

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar