Unitxt Unitxt

Álbumes

Alva Noto Alva NotoUnitxt

7 / 10

RASTER-NOTON

Carsten Nicolai le tenía miedo en sus primeros días a dos cosas: a la melodía y al ritmo. Estos dos elementos estéticos eran, para su sonido, las dos mayores amenazas que le podían desestabilizar el invento, algo así como el Coco y el Hombre del Saco para el niño pequeño –que le impiden dormir bien por las noches– o Rafa Nadal para Roger Federer –que le gana siempre–. Pero los miedos están para combatirlos, y al juntarse con Ryuichi Sakamoto, Nicolai le perdió el miedo a la melodía, y empezó a ver que había otro mundo más allá del de sus pulsos fríos, su minimalismo post-digital y su predilección por la textura inerte y cortante. Faltaba por derribar el segundo tabú, y el proyecto Signal –que comparte con Olaf ‘ Byetone ’ Bender y Frank Bretschneider– abrió la puerta: ahí Carsten comenzó a ver el ritmo burbujeante y el coqueteo con el techno como una opción. Bretschneider publicó el año pasado “ Rhythm”, y vio el amo de Raster-Noton que la cosa estaba bien. Luego publicó Bender su debut como Byetone – precedido por el maxi “ Plastic Star”, en el que Alva Noto ya incluía un remix–, y el amo se engoriló. Ahora, el amo ataca su propia vía con “ Unitxt” y el segundo tabú está roto: Carsten Nicolai, alias Alva Noto, ha hecho por fin el disco que se tenía prohibido. Eso sí, que nadie piense de primeras que éste es un disco dance: ritmo no es sinónimo de baile, y ante lo que estamos es frente un trabajo de profunda reflexión textural. El interés primero de Alva Noto es el de la profundidad y la deshumanización del sonido, una electrónica pura y sin referentes naturales que exista únicamente como ejercicio experimental. Lo que ocurre es que pretender eso no está reñido con ser un sosainas, y en “ Unitxt” los impulsos sonoros bullen como el caldo en una olla a presión creando una telaraña de ruidos que, al multiplicar su velocidad como electrones estimulados por las altas temperaturas, se mueven nerviosamente creando esa sensación dinámica y convulsa. Un ritmo completamente marca de la casa –y relativamente poco explorado– que convive con un trabajo de diseño estético de texturas también por encima de la media, incluso en la misma obra de Noto. ¿Decías que querías electrónica experimental sin descafeinar y con sabor intenso? Tómate dos tazas de “ Unitxt” y verás.

Javier Blánquez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar