The Twilight Sad Killed My Parents and Hit the Road The Twilight Sad Killed My Parents and Hit the Road

Álbumes

The Twilight Sad The Twilight SadThe Twilight Sad Killed My Parents and Hit the Road

7.5 / 10

The Twilight Sad Killed My Parents and Hit the Road FAT CAT

Existe un cruce de caminos en el que el postpunk se da la mano con el indie rock. En el que la emoción y el angst desgarrador se funde con las guitarras abrasivas y de una urgencia cuasi obscena. The Twilight Sad se encuentran justo en pleno epicentro entre The Chameleons, Afghan Wighs y Sonic Youth (sólo hay que echarle un vistazo a la portada, que parodia de forma bastante efectiva el Goo de la banda de Lee Ranaldo. ¿Y quienes demonios son The Twilight Sad? Pues un cuarteto escocés (ejercen de teloneros de Mogwai desde el pasado mes de octubre) formado por James Graham (voz), Andy McFarlane (guitarra, acordeón), Craig Orzel (glockenspiel, bajo) y Mark Devine (batería) que debutó en el sello Fat Cat (casa de Sigur Ros o Panda Bear, entre otros) en 2007 con un disco esplendido, que pasó desapercibido y que llevaba por título Fourteen Autumns and Fifteen Winters”, una colección de indie rock que lindaba con el noise, en el que la imponente voz de James Graham imponía una personalidad que se palpaba al instante. Poco después de lanzar un ep (“ Here, It Never Snowed, Afterwards It Did”, también para Fat Cat) se desmarcan con una especie de híbrido en el que tienen cabida desde piezas instrumentales hasta cortes en directo (un directo que se presume intensísimo) y versiones hasta ahora inéditas, entre las que se cuentan “ Twenty Four Hours” de Joy Division (en el que cargan las tintas en la distorsión y el ruido), “ Half a Person” (narcotizada, a lo Portastatic, preciosa) de The Smiths y “ Modern Romance” de Yeah Yeah Yeahs. Quizás no sea este el mejor disco para empezar a conocer a The Twilight Sad, pero sí que sirve como perfecto complemento a una carrera que debiera tener más apoyo, más promoción, pues calidad no le falta. Péguenle una escucha, sobre todo los fanáticos del indie rock más torturado y oscuro. Antonio Bret

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar