Try Fly Blue Sky Try Fly Blue Sky

Álbumes

The Heart Strings The Heart StringsTry Fly Blue Sky

8 / 10

GRANDPA STAN

Pensar en bandas de Londres en voga este año es pensar en grupos hormonados, en ejemplos como The Teenagers o The Horrors. Pero los gemelos Todd y Max Roache no encajan en el estereotipo. No caben en unos pantalones pitillo y tampoco llevan el pelo cardado. The Heart Strings saben a pop clásico, sesentero y muy luminoso. Algo así como Brian Wilson componiendo sus melodías soleadas con un disco de The Flaming Lips de fondo. Parte del preciosismo hay que achacárselo al productor Juli Simmonds (sí, el mismo que abrillantó los temas de Guillemots y Midlake), y parte a la obsesión de los hermanos Roache de envolver cada acorde, cada sonido de carrillón y trompeta. De intentar calcar esa profusión de arreglos que Sufjan Stevens ideó para "Illinois", sumando capas de instrumentación a un sonido tan denso que empalaga. “ Kids”, la canción que abre el disco, es como un pasadizo hacia otra edad. “ Pedalo” y “ He Wanted to Fly and He Flew” también arrastran esa ensoñación infanitil con xilófonos y campanillas, y otros cortes como “ Nina and Her Very Long Hair” hacen soñar con praderas, picnics y parejas perfectas, con un imaginario tomado de Roald Dahl o Enid Bliton. Tanto que al final The Heart Strings suenan artificiosos y teatreros. Se nota que no viven en el Southend londinense (como The Horrors), sino en la carísima zona residencial de Finchley. Una pena que tanta explosión pop y felicidad acaben por cegar al oído.

María Ovelar

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar