True Loves True Loves

Álbumes

Hooray For Earth Hooray For Earth True Loves

7.6 / 10

En 2011 nos olvidamos de un tema que debería haber figurado entre lo mejor del año, y que ya fuese por la mala promoción que se le prestó al grupo o su desconocimiento absoluto, pasó desapercibido entre el bombardeo de canciones que llegan cada día a nuestros oídos. La canción se titulaba “Sails”, sonaba a Hot Chip y la firmaba un cuarteto de Boston llamado Hooray For Earth que hasta entonces había editado dos EPs bajo el paraguas de Dovecote (a destacar el más reciente, “Momo”, editado en 2010), y que también fue el sello donde vio la luz la edición americana de “True Loves” a finales de la primavera de 2011. Ahora Memphis Industries ha decidido darle una segunda oportunidad a aquel debut en largo: este “True Loves” que ahora nos ocupa es la edición británica –misma portada, mismo todo– y debe entenderse como un libro sonoro que repasa los mejores momentos del pop electrónico reciente. Quizás otra cosa no tenga, pero la banda ha conseguido firmar con sabiduría un collage sonoro sobrado de referencias que engancha, se expande con las escuchas y anda sobrado de hits instantáneos.

Producido íntegramente por su líder Noel Heroux en su nueva residencia neoyorquina (a diferencia de “Momo”, que contaba con varios co-productores en los títulos de créditos), “True Loves” es un álbum que todas esas nuevas bandas que apuestan por revalorizar el synth-pop de inspiración 80s deberían estudiarse de cabo a rabo y que muestra, en definitiva, las múltiples personalidades que el pop sintético ha desarrollado a lo largo de los últimos tiempos. Tomando prestado los medios tiempos característicos de los Depeche Mode más inspirados de hace dos décadas ( “Same”), los momentos más new wave de la discografía de Peter Gabriel ( “Bring Us Closer Together”), el tribalismo percusivo de los Yeasayer de “Odd Blood” en la pieza titular, o valiéndose de la orquestación espacial con la que Sufjan Stevens revitalizó en “The Age Of Adz” sus señas de identidad (lo que ocurre en “No Love”), Hooray For Earth merecen adjetivos como embriagador –y por momentos mayestático– para referirse a su visión del pop. Cut Copy deberían haber hecho algo así en “Zonoscope”.

Probablemente, el disco volverá a pasar desapercibido en Europa, y se repetirá la historia de su fugaz paso por el mercado americano. Aunque no perdemos la fe: Memphis Industries suele atraer las miradas de los consumidores más exigentes y con su ayuda quizá consigan ganarse las simpatías de unos cuantos. Tienen todos los ingredientes para conseguirlo.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar