Troubadour Troubadour

Álbumes

K?naan K?naanTroubadour

7 / 10

K’naan  TroubadourOCTOSCOPE MUSIC

¿Se disculpa la ligereza y endeblez de las canciones por la sinceridad y la urgencia de lo contado?, la indignación tiene una expresión simple lo que muchas veces provoca indiferencia y cansancio. Palabras como libertad, bandera, cosecha o hambre son hace tiempo, en el mejor de los casos, no una cursilería sino algo peor, demagogia molesta. Así son las reglas impuestas por “el arte y la tendencia”, cómplices somos todos. Y bien pensado; hay denuncias que mejor no rodear de artificios, aunque ¿que mayor artificio que el mercado en si?, de este artificio se rodea el disco de K’naan, él también es cómplice, ¿y quien no?, hace muchos años que sólo hay un medio para cualquier mensaje.

No es fácil separar el segundo disco de K’naan de la realidad sangrienta de su país de origen, Somalia. Tampoco K’naan pretende que hagamos diferencia alguna. Desde el principio de ” Troubaudor” con la canción “ T.I.A” el disco se sitúa en lo social, hip hop denuncia.

Para convivir con las nefastas consecuencias del mal destino lo mejor es nombrarlo con familiaridad, “ T.I.A”- “This Is Africa”, expresión común africana de resignación que K’naan sube a un ritmo poderoso con flow rabioso, buen uso del sonido tribal y liberadora sensación de saber porque cantamos o bailamos.

Este es el punto de salida, el recorrido no deja tiempo para sueños de estrella de zonas VIP, conciencia y más conciencia, por cierto este es el origen del hip hop, arma de destrucción lírica antisistema no el transmisor del afán consumista de payasos con pajarita o expringaos de instituto. Sigue el trovador con su historia de pasajes brillantes y simples, canciones bien producidas para que suenen contemporáneas pero que no ocultan la sencillez estructural de las canciones del somalí.

De un lado brillantes como la nombrada” T.I.A”, la genial “ If Rap Get Jelous” con el guitarra de Metallica, “ America” (único stop de la temática africana) junto a Mos Def, coral y épica “ Wagin Flag”, “ Somalia “ necesaria para encajar el disco en la historia, la evidencia vital de “ Take a Minute”, el flow avanzado de” 15 Minutes Away “ y sobre todo “ Fatima”, la historia que Paul Simon no supo escribir. Simon y Peter Gabriel sobrevuelan este disco como influencia, aunque la verdad es que estos dos se inspiraron en África así que se trata de una influencia de ida y vuelta, ahora un africano perfecciona y moderniza lo que popularizaron en occidente el ex Tom y Jerry y el ex Genesis.

Curiosamente el primer single del disco “ Dreamer” es de lo peor ( no tan curioso si se conoce el proceso de selección de singles en las compañías de discos) junto con “ Bang Bang”, de esta última igual es responsable la colaboración con Adam Levine de Maroon 5.

En común las dos categorías, las buenas y las malas, tienen unas secciones de viento espléndidas, unas bases que cumplen su función sin tener que servir de parche y por supuesto que K’naan rapea como quiere iluminado por la seguridad de tener que decir lo que dice, ni mas ni sobre todo menos. Su voz suena combativa o susurrante, irónica y dramática.

La endeblez se hace vigor finalmente, lo que en un principio mi afectado oído no apreció ahora mis labios no paran de tararear, Fatima, na na na.....

Borja Ilián

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar