Tron: R3configur3d Tron: R3configur3d

Álbumes

Daft Punk Daft PunkTron: R3configur3d

6 / 10

Daft Punk  Tron: R3configur3d DISNEY RECORDS

En Disney no todo son enanos barbudos, príncipes de quijada rectangular, damiselas ingenuas y jilguerillos parlantes: también hay ejecutivos, sí. Malvados ejecutivos discográficos. Dichos entes, mitad Dementors, mitad Dick Cheney, tienen por costumbre chupar el alma a sus artistas hasta sacarles los ojos de las cuencas como si fueran pelotas de ping pong. Daft Punk podrían hablarnos mucho del tema, han lidiado con estos villanos y han salido de la batalla con los antebrazos llenos de cardenales. Si la banda sonora de “Tron Legacy” ya arrastró cierta controversia entre Mickey Mouse y el dúo francés, este disco de remezclas ha hecho que los carneros crucen cornamenta de nuevo.

Como puede deducir todo hijo de vecino, “Tron: R3configur3d” nos sirve en bandeja el clásico pique por injerencia de los mandamases. Se rumorea que Daft Punk no pudieron meter mano en la selección de artistas y que incluso algunos de los remixes, que según Bangalter y Homem-Cristo estaban a la altura del material original, fueron descartados. Se nota. Es como si Disney hubiera hecho una lista a bote pronto con los artistas más molones, hubiera desenfundado la chequera y hubiera adjudicado los cortes a dedo. Evidentemente hay cosas aprovechables, pero una porción significativa del álbum se queda en churro, media manga, mangotero. Es decir, mientras unos pocos intentan remodelar los originales con la aplicación de talento exigida, otros se limitan a cumplir con la papeleta (o sencillamente no dan más de sí) y a llevárselo calentito.

En el lado oscuro encontramos demasiada pulpa. El electro-AOR que Ki: Theory aplica a “The Son Of Flynn” es pestiño; el trance barroco de Paul Oakenfold en “C.L.U.” sabe a macrofestival y cerveza agria. Moby se cree por unos minutos Alex Paterson y le sale un engendro new age que todavía no sé si me gusta o me produce urticaria. El house filtradísimo con manteca de sintetizador de Kaskade – “Rinzler”– produce gases y colesterol. En el bando de los buenos, Photek se sale con un electro giallo alucinante en “End Of Line”; Boys Noize coge el mismo track y hace su trabajo dándole un contrachapado electro-glam. The Japanese Poptsars reviven el espectro de Hardfloor merced a una remodelación nerviosa de “Arena”. Y The Glitch Mob aplastan “Derezzed” como si fuera un coche en un desguace, facturando un trallazo de épica a lo Bomb Squad que termina convirtiéndose en el mejor remix de un álbum irregular, poco cuidado, con picos de calidad, sí, pero también con mucha medianía.

Apostaría mi colchón de viscolátex a que Bangalter y Homem-Cristo no han quedado satisfechos. Y lo peor del invento es que este “Tron: R3configur3d” queda como recordatorio del error cometido por los escualos de Disney cuando rechazaron –a menos que sea leyenda urbana– el soundtrack primigenio (y más bailable) propuesto por el dúo francés. El remiendo llega tarde, mal y no está a la altura de la banda sonora ni por asomo. Me temo que es hora de sacar a Walt de la cámara de criogenización: el mundo se está yendo a la mierda.

Óscar Broc

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar