Tons Of Friends Tons Of Friends

Álbumes

Crookers CrookersTons Of Friends

7.5 / 10

Crookers  Tons Of Friends SOUTHERN FRIED

Que la ingente masa clubera haya esperado este álbum con más hambre que el perro del afilador no lo va convertir en el mejor trabajo de 2010. Sin embargo, y como decía en su época docente el Conseller de Cultura Tresserras acerca de la tacañería catalana, los tópicos hay que tratarlos como tales, pero si existen por algo será. Te gusten o no, es innegable que Crookers se han convertido en unos productores a tener en cuenta. Como lo hicieron en su día 2 Many DJ’s o Justice. Así, cualquier cosa que venga firmada por el dúo italiano levanta expectación. Y un álbum debut es al artista lo que el Bar Mitzvah a un judío; o hacer la comunión para los católicos. Las comuniones, incluso cuando tú no eres el protagonista, molan. Siempre hay un montón de amigos, primos y compañeros de clase, muchísimos regalos –muchos de ellos caros e inútiles, como una pluma o un llavero de plata– y llevas ropa nueva. Yo nunca la hice pero siempre las recuerdo como un acontecimiento importante; era de otra liga, por encima de los cumpleaños. Pues bien, el debut de Crookers, a excepción de lo de la ropa nueva, es como una comunión: un montón de amigos –la relevancia mediática de los mismos difiere según quien la valore– y muchos regalos en forma de canciones, muchas de ellas caras e inútiles como una pluma o un llavero de plata.

Entre los amigos generosos de Phra y Bot encontramos en cabeza a Róisín Murphy. Generosa en cantidad y en calidad, porque “ Hold Up Your Hand” y “ Royal T” son, sin duda, de lo mejor de este “Tons Of Friends”. Dos piezas que aportan frescura, imaginación y clase. Miss Murphy les ha enseñado a los pequeños cómo se hacen las cosas, en plan MILF, gintonic y Marlboro Light en mano. En la misma línea cualitativa, los suecos Miike Snow. “ Remedy” es esa canción que siempre entra bien, pegadiza, agradable, grácil. Ya ha salido en forma de single y la ristra de remixes que arrastra acredita cuánto daño puede hacer en la pista de baile en los próximos meses. Otros que se han lucido con el regalo son Major Lazer, pero eso es algo que ya se sabía porque “ Jump Up” cierra el divertidísimo “Guns Don’t Kill People… Lazers Do”. También conocíamos de antemano la generosidad de 2 Many DJ’s y Mixhell, que abren el disco con el single prematuro “ We Love Animals”. Tufazo a Soulwax en las percusiones y vocales; Mixhell aparece en los créditos porque debía estar en el estudio liándose los porros; si no, no se entiende.

El caso de Pitbull es complicado. El regalo de Pitbull vale mucha pasta; él parte la pana en los United y con lo que gana en el mercado del ringtone podría alicatar Miami de mármol de Carrara. Y, aunque no tenga mucha utilidad –porque “ Natural Born Hustler” no aporta nada a la música– un poco de chabacanería siempre resulta efectiva. No es la primera vez que me declaro fan de Ultra Records, Máxima FM o MYHYV; necesito mi dosis de “mundo garrulo” cual yonki, con la goma puesta. Hablando de chabacanería, los temas que firman con will.i.am, Kelis o Kid Cudi huelen a hype Billboard refrito con puntilla; los veremos mucho en la MTV pero no harán mella en nuestro disco duro. Y hablando de Kid Cudi, diez puntos para los italianos por incluir la deconstrucción beatbox de “ Day N Nite” en el disco, el guiño payaso y simpaticón.

En los cumples y las comuniones siempre estaban esos colegas que tampoco lo eran tanto pero que tenían madres molonas que hacían regalos currados. De este tipo de amigos encontramos un montón de casos en “Tons Of Friends”. Mis favoritos son Rye Rye y Yelle. La primera se ha convertido, para mí, en una de las mejores vocalistas rap femeninas del momento. Y en “ Hip Hop Changed” al lado de Crookers brilla de manera especial, haciéndole sobra a la base. Yelle y Crookers, por otro lado, es una extraña pareja. Les ha salido “ Cooler Couleur”, un tema raro pero atractivo. Y muy afrancesado, muy de Kitsuné. Como contrapunto estaba el típico colega forrado que te regalaba un libro de El Barco de Vapor; una puta mierda de regalo, todos los años el mismo drama (vivido en silencio, tú solo podías sonreír y dar las gracias). La decepción en casa de los Crookers la han causado Steed Lord (y ya van muchas, ¡cuánto talento desaprovechado!) y Poirier con Face-T a los vocales. “ Arena” es una vulgaridad comparado con sus producciones habituales. Y basta ya de dancehall por este año, por Dios. Si yo fuese Phra y Bot, no les invitaba al siguiente disco.

Mónica Franco

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar