Tonight: Franz Ferdinand Tonight: Franz Ferdinand

Álbumes

Franz Ferdinand Franz FerdinandTonight: Franz Ferdinand

7.5 / 10

Franz Ferdinand DOMINO

Muy lejanos ya de aquel importante debut de 2004 y su reválida de 2005, Franz Ferdinand vuelven a la carga con un disco que han tardado casi dos años en grabar y en el que afianzan un sonido 100% reconocible. Su estilo tan burro como atractivo sigue recordando mucho al ‘coolness’ macarra de Gary Glitter. También están The Beatles, Blondie, The Fall, Talking Heads y Devo, pero está claro que el glam (no el art-rock, tampoco el post-punk) es el estilo que mejor digieren. Esta vez lo salpican con bases electrónicas y condimentos nocturnos que les hacen sonar menos ansiosos y más líricos. Aunque sobre la mayor parte del álbum sobrevuela la sensación de estar escuchando algo ya escuchado en sus otros discos, objetivamente apenas hay fallos: angulares riffs por sorpresa, teclados refulgentes, bajos en negrita, baterías vibrantes y esquinas exóticas preñadas de cuchillas pop… Todo muy en su sitio. Lo habitual en el grupo y lo que nadie hace como ellos: canciones como tornillos.

Y si bien es cierto que no hay un hitazo que echarse a la cara de la talla de las hiperbólicas “Take Me out” o “Do You Want To?”, aquí hay un buen puñadito de recados para The Rapture y Foals. El triunfal sencillo “Ulysses”, el hipnótico banjo procesado de la exquisita “Twilight Omens”, la infecciosa progresión de “Bite Hard” (título desechado para el disco), el gancho radioactivo de “Can’t Stop Feeling”, la arrebatadora “Turn It On” o “Send Him Away”, con un maravilloso último minuto, presumen, descaradas, de una buena ración de quilates pop. Lo más llamativo son los desfasados ocho minutos de “Lucid Dreams”, que comienza con aires de Roxy Music y acaba diluida en un sideral techno-rock a mayor gloria de un Dan Carey con ínfulas de Erol Alkan. En ella parecen querer reafirmar su inquieta personalidad, pero lo único que consiguen es olvidarse de quienes son. Después de tal aberración el álbum acaba desmayado con “Dream Again” y con la balada “Katherine Kiss Me”, remedo folk final que, cual “Yesterday” en “Help!”, nos emplaza a… ¿Un próximo disco en solitario de Alex Kapranos?

Cristian Rodríguez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar