To All Of You To All Of You

Álbumes

Fulgeance FulgeanceTo All Of You

7.1 / 10

MELTING POT MUSIC

A pesar de haber editado un puñado de discos en los mejores sellos independientes del circuito a lo largo de los últimos años –entre los que encontramos One Handed Music, Beat Dimensions, All City Records y su propia plataforma, Musique Large–, “To All Of You” es el primer álbum largo de Fulgeance. Y, como indica su título, es un homenaje a las ciudades y las personas que le han acogido a él y a su música durante todo este tiempo.

Empezamos a oír hablar de él hacia 2007/2008, justo cuando arrancaba la ola de interés por esos nuevos productores que mezclaban el contoneo clásico del hip hop de ritmos gordos con influencias electrónicas más modernas. Fulgeance, en cualquier caso, siempre se distinguió del resto de sus coetáneos gracias a su dibujo estilístico, que bordaba la fina línea que separaba la estética de los nuevos beats que conecta a tantos músicos geográficamente separados con ese gusto que se tiene en Francia por un electro sucio y muy pensado para la pista de baile. Identificó su propio sonido con la etiqueta ‘low club’, y con el paso del tiempo ha seguido refinando su estética a cada nuevo lanzamiento que publicaba. “To All Of You”, en cierto modo, es la culminación de su trabajo gracias a estos diez cortes de bajos duros y ritmos rompecuellos que se corresponden tanto con el funk grueso para b-boys como con los sudorosos himnos de club nocturno.

Prácticamente todos los temas del álbum están titulados en referencia a una ciudad que le ha acogido a lo largo de estos últimos tres años. De Glasgow a Los Ángeles, de Vilnius a Londres y la Europa del Este, Tokio e Italia, Fulgeance viaja a través de un mapa sonoro y nos explica la experiencia con su estilo particular. A partir de las primeras notas del corte de apertura, “La Cite Des Anges”, la atmósfera se fija a partir de baterías agitadas y sincopadas, líneas de bajo onduladas y melodías pegadizas. Mantiene el tempo muy lento a lo largo de todo el disco, pero a la vez Fulgeance se las arregla para inyectar más energía a sus producciones que la que encontramos en otros productores; es un efecto que consigue contraponiendo ritmos rotos a bajos que forman melodías. Temas como “Glasgow Lunacy”, “London Falling”, “Espresso Fredo”, “One For Bestown” y “Vilnius Bump” son, quizá, los mejores ejemplos al respect, ya que cada tema es tan efectivo en el club como lo es en la escucha vía auriculares, y muestran el potencial variado del estilo ‘low club’ de Fulgeance. Luego tenemos “Montefalco Mato”, un majestuoso tour de force que suena como una ópera grandiosa para la generación beat, y que se completa con un coro despedazado y un ritmo zumbón exageradamente bueno. “Sweet Sofia” es lo más cerca que Fulgeance se ha arrimado a las producciones electro que había entregado en el pasado, con ritmos 4x4 directos y una melodía principal hipnótica y sucia. “Hiver Normand” –titulada como homenaje al área de Francia en la que reside– es quizá el tema de sonido más rústico del disco juntamente con “Tokyo Blue Nostalgia”, que cierra el álbum: los dos temas son un agradable contrapeso para el resto de las producciones.

El disco completo también incluye remezclas de amigos cercanos como 1000Names, Yosi Horikawa, Josep Klobucar, Brokenchord y varios artistas de su sello Musique Large. Todos juntos le dan forma a un pack sólido que es, además, uno de los discos de hip hop orientado a los clubs más inteligentes del año. Con “To All Of You”, Fulgence refuerza su posición como uno de los productores más interesantes de la actualidad si nos atenemos a ese hip hop que opera fuera de sus límites tradicionales. Las influencias resultan a veces difíciles de discernir –aquí está el legado de Dilla y los ritmos trastabillantes del electro francés, e incluso en las melodías principales encontramos una cierta fascinación por el dubstep, sobre todo cuando alcanzan registros graves–, y aún así es capaz de evitar caer en lo obvio de todas estas referencias y darles la vuelta a su manera. Este debut llevábamos esperándolo mucho tiempo y, aunque no suena tan fresco como la mejor mierda del momento, es un recordatorio del tremendo potencial que existe en este tiempo de experimentación y en el hecho de tener unas raíces sólidas y la mirada fija en el futuro.

Laurent Fintoni

Fulgeance - London Falling

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar